Reuters. – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el sábado en Twitter que tuvo una «llamada larga y muy buena» con su par chino, Xi Jinping, y que Washington y Pekín están avanzando en un posible acuerdo comercial.

En el octavo día de la paralización parcial del gobierno federal de Estados Unidos, que no tiene un final cercano, el presidente republicano se encontraba en Washington enviando mensajes a través de Twitter en los que atacó a los demócratas y habló sobre una posible mejoría de las relaciones con China.

Ambos países han librado una guerra comercial durante gran parte del 2018 con la aplicación de aranceles recíprocos, lo que ha interrumpido el flujo de bienes con un valor de cientos de miles de millones de dólares entre las dos mayores economías del mundo.

Trump y Xi acordaron un cese de las hostilidades en la guerra comercial y pactaron no aplicar nuevos gravámenes durante 90 días a partir del 1 de diciembre, mientras negocian un acuerdo para poner fin a la disputa luego de meses de escaladas en las tensiones.

«Acabo de tener una llamada larga y muy buena con el presidente Xi de China», escribió Trump. «El acuerdo está avanzando muy bien. Si se logra, será muy detallado, cubrirá todos los temas, áreas y puntos de disputa. ¡Se están logrando grandes avances!», agregó.

Medios estatales chinos también dijeron que Xi y Trump hablaron el sábado y citaron al presidente chino diciendo que los equipos de ambos países han estado trabajando en la implementación de un consenso alcanzado con el líder estadounidense.

Los medios chinos también citaron a Xi diciendo que espera que ambas partes puedan encontrarse en un punto medio y lograr un acuerdo que sea mutuamente benéfico lo más pronto posible.

Trump, quien canceló sus planes de viaje a Florida durante las fiestas de fin de año debido a la paralización del Gobierno que comenzó el 22 de diciembre, escribió en Twitter: «Estoy en la Casa Blanca esperando que los demócratas vengan a hacer un trato».

El Congreso, controlado por los republicanos, está cerrado durante el fin de semana y pocos legisladores se encuentran en la capital.

La paralización, que afecta a cerca de un acuerdo del personal del gobierno federal -incluidos cerca de 800,000 trabajadores-, comenzó cuando se agotó el financiamiento de varias agencias.

El Congreso debe aprobar un proyecto de ley para restablecer ese financiamiento, pero no lo ha hecho debido a una disputa sobre la exigencia de Trump de que la medida incluya 5,000 millones de dólares de los contribuyentes para ayudar a pagar un muro que quiere construir en la frontera con México.

Equipo comercial de EU viajará a China en enero para negociaciones

 

Siguientes artículos

Plan económico de AMLO se basará en la innovación, la diversificación y la inclusión
Por

El decreto establece la reducción de 50% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y de 20% del Impuesto Sobre la Renta (ISR)...