Quizá te parezca una enfermedad muy lejana de ti, pero no es así. En México, más de 11% de la población vive con diabetes.

 

En esta ocasión quisiera hablar sobre un tema que es por todos conocido, o por lo menos del que todos escuchamos constantemente. Te has puesto a pensar ¿cuántas personas que conoces viven con diabetes? Probablemente tus papás, tíos, compañeros de trabajo o incluso tú mismo.

Y, ¿has pensado si sabes bien qué es la diabetes?, ¿ estás haciendo algo para prevenirla?, ¿te cuidas bien?

PUBLICIDAD

El 14 de noviembre se celebró el Día Mundial de la Diabetes, y se llevaron a cabo varios eventos alrededor del mundo, en los cuales se tocaron asuntos como la prevención, el cuidado y el vivir con diabetes.

Y aunque hay enfermedades que nos parecen muy lejanas, la diabetes no lo es. Lamentablemente, más de una tercera parte de los países del mundo ni siquiera tienen datos sobre cuántos de sus ciudadanos viven con este padecimiento.

En números, la diabetes es bastante impactante. En 2013, aproximadamente 5.1 millones de personas de entre 20 y 79 años fallecieron a causa de esta enfermedad; aproximadamente la mitad de estas muertes se dieron en personas menores de 60 años. En México se estima que hubo entre 8,000 y 40,000 fallecimientos por esta causa.

Se considera que en Norteamérica hay aproximadamente 37 millones de personas con diabetes, y se prevé que para 2035 se incremente a 50 millones. Además, 44 millones de personas en la región tienen “prediabetes”, lo que las coloca muy cerca de desarrollar la enfermedad en poco tiempo. Y se calcula que este número se eleve a 59 millones en 2035. En México, más de 11% de la población vive con diabetes.

La diabetes tipo 2 es la forma más común de esta enfermedad. Generalmente ocurre en adultos, pero cada vez es más frecuente en niños y adolescentes.

Con esta enfermedad, ocurre que el cuerpo aún produce insulina, una hormona necesaria para utilizar la glucosa que comemos como fuente de energía, pero esta insulina no es suficiente o el cuerpo no responde adecuadamente a sus efectos, haciendo que se acumule la glucosa en la sangre. Es por eso que las personas que viven con diabetes tienden a tener la glucosa alta. El problema es que no da muchos síntomas al inicio, es decir, uno se tarda en darse cuenta de esto, y esas elevaciones de la glucosa, si no son tratadas, dan complicaciones a la larga que pueden ser muy peligrosas para la vida.

Las causas por las que a uno le puede dar diabetes son varias; las más importantes son:

  • Obesidad.
  • Dieta inadecuada.
  • Inactividad física.
  • Edad avanzada.
  • Historia familiar de diabetes.
  • Glucosa elevada durante el embarazo.

Todos estos factores son muy frecuentes de encontrar en la población mexicana, es decir, la mayoría de la población está en riesgo de desarrollar diabetes.

Así que, sí, hay muchas cosas que hacer para cuidarte y evitar que te dé diabetes:

  1. Hay que mantener un peso sano. Cuando tenemos un peso alto, a la insulina le cuesta más trabajo utilizar la glucosa y permite que se suba.
  2. Hay que hacer ejercicio. Cuando tus músculos trabajan, necesitan más glucosa y facilitan la entrada de la misma, evitando que se suba.
  3. Hay que llevar una dieta adecuada, evitar las bebidas azucaradas, los alimentos altos en azúcares simples, aumentar las verduras y las frutas.

La herencia también es un factor muy importante, y más porque ahora casi todos tenemos familiares con diabetes. Tenemos que ayudar a cortar la cadenita, ya que si uno de los padres tiene diabetes, el hijo tendrá 50% de probabilidad de desarrollarla, y si los 2 padres la padecen, los hijos tendrán 80% de riesgo.

Las complicaciones de la diabetes, las alteraciones en los ojos, los riñones, los vasos de las extremidades, los vasos del corazón, son muy frecuentes cuando la enfermedad está descontrolada, y cuando evolucionan pueden resultar incapacitantes y, además, muy caras.

Se considera que el gasto de los países en diabetes es de 10.8% del gasto total en salud en el mundo, y que para 2013 se gastaron 548,000 millones de dólares en tratamientos y en atender complicaciones. Se estima que para 2035 sean 627,000 millones de dólares los que se gasten.

Esto puede disminuir mucho si logramos una prevención adecuada y evitamos que los más jóvenes desarrollen diabetes, además de prevenir las complicaciones en los que ya viven con la enfermedad.

Podemos prevenir la diabetes o llevar una mejor vida si la padecemos, pero hay que procurar pasar la voz y estar yendo a revisiones constantes, para que, en caso de que la desarrollemos, la empecemos a tratar luego luego, sin esperar a que se complique todo.

¡Hasta la próxima!


Nota: Con información de la Federación Internacional de Diabetes.


 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @marsimar

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Iberdrola invierte 2,000 mdp en su quinto parque eólico en México
Por

La planta ubicada en Puebla aportará 66 megavatios adicionales a la oferta de Iberdrola, y consolida parte las mayores i...

También te puede interesar