cintillo

Incluso cuando se habla de emprendimiento, México rompe el molde, muchas de las ideas de negocio que han logrado consolidarse son proyectos de personas en su cuarta o quinta década de vida. Claro, también hay talento demasiado joven que sorprende, entonces ¿cuál es la mejor edad para emprender?

 

Christian Sandoval es la primera personalidad menor de 30 años en aparecer en una portada de Forbes México, Grupo Zmart es su segunda empresa, es un programador que ha elegido no sólo iniciarse como emprendedor a una edad temprana, también eligió hacerlo en una de las industrias que implican mayores barreras de competencia: las telecomunicaciones.

Grupo Zmart podría facturar más de 1,700 millones de pesos en 2016 con sus servicios de procesamiento de recargas de tiempo aire para teléfonos celulares, sin embargo, la de Christian no es la única historia de éxito dentro de nuestra edición de las 30 Promesas de los Negocios.

PUBLICIDAD

El éxito no es algo reservado sólo para los jóvenes. Si bien 7 de los 30 seleccionados son menores de 30 años, 12 de los seleccionados son mayores de 35 años.

“Hay quienes dicen que el éxito es una cuestión de tener una idea exitosa, otros dicen que depende de la edad a la que empieces tu empresa, de qué tan innovador seas. Lo cierto es que el éxito muchas veces depende de saber vender la idea y conseguir los recursos para echarla a andar, el resto son variables secundarias”, dice

Cuando Richard Branson, creador de Virgin, cumplió 65 años escribió en su blog: Una vez fui el emprendedor más joven en el mundo, parpadee y ahora soy el más viejo.

Este gurú del emprendimiento asegura que no hay una edad ideal para emprender, de tal modo que, así se tengan 15 años, o 65, los emprendedores deben estar seguros de que hay una alta probabilidad de fallar… y eso está bien.

“Una cosa es segura, no dejamos de equivocarnos cuando nos hacemos más viejos, no hacemos absolutamente todo bien por tener más experiencia. No hay nada malo en ello, no debes tener miedo a equivocarte a ninguna edad”, dijo el creador de las industrias Virgin, quien inició su carrera como emprendedor a los 17 años y ahora cuenta con una fortuna de 5,100 millones de dólares, según el listado de Forbes.

El más reciente estudio de la Fundación Kauffman, The State of Entrepreneurship in 2016, indica que es muy probable que el pico de edad para los nuevos emprendimientos en sectores como banca, automotriz o cuidado de la salud, se dé en los millennials que alcancen entre 30 y 40 años.

“Los millennials que ahora están en el mercado laboral aspiran a convertirse en intrapreneurs, desarrollar su potencial en empresas con largo alcance, absorber conocimiento para desarrollar mejor sus ideas, cuando alcancen una madurez profesional, probablemente veremos un boom de empresas frescas de una generación de emprendedores de entre 30 y 40 años”, señala el estudio.

Krisztina Holly, colaboradora para Forbes en Estados Unidos, explica que la edad no es un factor relevante a la hora del emprendimiento, pues existen otras variables que contribuyen a tener una empresa exitosa, algunas de ellas son más comunes en los emprendedores más jóvenes y otras, en los emprendedores que inician su negocio después de una larga trayectoria. Aquí algunas de las que debes considerar:

Curiosidad y capacidad de adaptación: Es cierto que un joven de 20 años puede adaptarse más fácilmente al desarrollo de tecnología y la aplicación en su vida diaria, sin embargo, aun cuando un emprendedor decida iniciarse en ese sector a una edad avanzada puede hacerlo si mantiene el instinto de aprender nuevas cosas y adaptarse.

Desarrollo de ideas: Las ideas sólo son pensamientos hasta que las ejecutas. Los emprendedores con más experiencia suelen ser líderes formados que saben manejar equipos y tienen una red impresionante de contactos. Un emprendedor joven también puede desarrollar ideas, pero deberá desarrollar también sus herramientas para concretar la visión, en este caso el reto es más fuerte para los jóvenes.

Capacidad de construir equipos equilibrados: Con el auge de la generación z y los millennials se tiende a pensar que los centros de trabajo son el campo de batalla para una guerra generacional. Un emprendedor exitoso debe buscar personas experimentadas y nuevo talento para formar su equipo, es más probable que el resultado sea positivo si el equipo implica talento joven y experiencia.

 

Siguientes artículos

El mercado de lujo seduce a Centroamérica
Por

La región se ha abierto al mercado de alta gama con la presencia de las firmas más importantes en grandes avenidas y cen...