La cervecera holandesa espera obtener 130 millones de dólares en beneficios operativos este año, presionados por la debilidad en el euro.  

 

 Reuters

 

Heineken, la tercera mayor cervecera del mundo, pronosticó una desaceleración de sus ventas de cerveza y de los márgenes de ganancias en 2015, después de un año marcado por la expansión en los mercados emergentes y el Mundial de fútbol, que ayudaron a un fuerte incremento del dividendo.

La cervecera holandesa, la de más ventas en Europa con marcas como Amstel, Sol y Cruzcampo, al igual que su propia marca, se benefició del aumento de las ventas de cerveza en África, América y Asia.

La utilidad operativa consolidada antes de ítems excepcionales subió 6.4% a 3,130 millones de euros (mde) (3,500 millones de dólares), justo por encima del promedio de 3,110 mde obtenido en un sondeo de Reuters a nueve analistas.

Heineken dijo que había decidido aumentar su índice de pago de dividendos a entre el 30 y el 40% del beneficio neto, desde el 30-35% previo.

Su propuesta de dividendo total de 1.10 euros fue bastante superior a los 0.95 euros previstos.

Las acciones de Heineken subían el 1.4% a 65,49 euros a las 0945 GMT, cerca del récord de 67.28 euros establecido a principios de mes y superando a sus rivales en el sector europeo.

Heineken, que incluye entre sus principales accionistas a la mexicana Femsa y que compite con rivales como SABMiller y AB Inbev, dijo que espera que los ingresos suban en 2015, pero con una expansión más lenta de ventas de cerveza en relación al 2014, en parte porque la primera mitad del año pasado fue muy fuerte.

La compañía aseguró que para 2015 tendrá un impacto de 25 puntos básicos por la venta de su negocio de embotellado en México, lo que significa que la expansión del margen estará por debajo de su objetivo anual de 40 puntos. En 2014 creció en 90 puntos básicos.

El margen de expansión fue mayor en México, Nigeria, Brasil y Vietnam.

Heineken afirmó que, si las circunstancias son similares, podría ganar 130 mde en beneficios operativos este año por la debilidad de la moneda única.

No obstante, las exportaciones a Estados Unidos sólo podrían mostrar beneficios por la fortaleza del dólar a partir de 2016 debido a las coberturas.

Nigeria podría sentir el impacto por las preocupaciones en torno a la seguridad en el país y el precio más bajo del petróleo, aunque el presidente ejecutivo, Jean-Francois van Boxmeer, aseguró que la compañía puede capear el temporal allí.

Heineken se ha visto afectada en el pasado por la contracción en Europa, contrarrestando el efecto de la expansión en mercados en desarrollo.

Sin embargo, Europa no fue una carga tan grande el año pasado, ya que las ventas en la zona occidental subieron un 0.3% y la utilidad operativa bajó sólo 0.1%.

En su conjunto, Europa fue responsable el año pasado de cerca de la mitad de los ingresos del grupo, pero apenas de un tercio del beneficio operativo.

 

Siguientes artículos

america movil
América Móvil prevé separar negocio de torres entre mayo y junio
Por

La empresa mexicana continúa en un proceso, anunciado el año pasado, para vender algunos activos domésticos y reducir su...