Lee Jae-Yong, el heredero de Samsung, fue condenado este viernes a cinco años de prisión, tras ser hallado culpable de corrupción, cómo parte del escándalo de sobornos que terminó con la presidencia de Park Geun-Hye en Corea del Sur.

Ante el fallo judicial, la gigante firma y de electrónica podría quedar ácefala durante años y obstaculizar la toma de decisiones clave para el desarrollo de la empresa.

De acuerdo con medios locales y agencias internacionales, el heredero de Samsung llegó esposado al tribunal en el que se le declaró culpable por soborno, malversación de fondos, fuga de capitales y perjurio en relación con el pago o la promesa de pago de 43,300 millones de wones a la confidente de Park, Choi Soon-Sil, actualmente encarcelada.

La fiscalía había solicitado 12 años de cárcel contra el vicepresidente de Samsung Electronics.

PUBLICIDAD

La defensa del hijo del presidente del grupo Samsung, Lee Kung-Hee, negó los cargos y acusó que las donaciones realizadas fueron bajo coacción de la entonces presidenta Park.

Asimismo, aseguró que Lee no estaba al corriente de esos pagos y nunca los aprobó.

La defensa anunció que apelará la sentencia, utilizando así una de las dos inconformidades con las que cuenta para tratar de evitar la pena.

Además, de Lee, también fueron condenados cuatro directivos de la empresa, como su mentor Choi Gee-sung y Chang Choong-ki, con cuatro años en prisión; y otros dos exejecutivos que recibieron penas de cárcel suspendidas.

 

Siguientes artículos

Hellblade: Senua’s Sacrifice, impactante simulación de la psicosis
Por

El nuevo juego del estudio británico Ninja Theory es un violento y emotivo viaje al infierno, en el cual una guerrera ce...