Sin una sola sucursal, Hey Banco logró a finales del año pasado sumar alrededor de 9,000 nuevos clientes semanales, sin embargo, su CEO, Manuel Rivero Zambrano, tiene el objetivo de atender desde la ventanilla digital necesidades financieras de las personas y planea entrar al negocio de créditos automotrices e hipotecarios.

En entrevista con Forbes México, el banquero comenta que en la actualidad, la empresa cuenta con alrededor de 140,000 clientes activos, por lo que su estrategia está enfocada en la experiencia, atender más necesidades de las personas, no ofrecer sólo una tarjeta de crédito o cuenta de ahorro.

“Vamos a sacar también el tema de sociedades de inversión, la compra-venta de capitales, estamos por sacar también el crédito automotriz e hipotecario, estamos por hacer muchos lanzamientos en todo este año para poder enriquecer la experiencia que tenemos con los clientes”, afirma.

Lee: Oxxo recibe subsidio de 26 mil pesos para electricidad por tienda: AMLO

Hey Banco, explica, ha trabajado en aumentar el número de productos de oferta que tiene, de tal manera que pueda ofrecer una sola ventanilla digital para todas las necesidades financieras.

“El año pasado estuvimos trabajando mucho en el tema de la cuenta de débito, ahorro, de la inversión y estamos trabajando en seguir con los productos de portabilidad de nómina, tarjeta de crédito, fondos de inversión, agregando cada vez más, el tema de auto, de crédito hipotecario, de tal forma que el cliente pueda obtener todos estos servicios de manera 100% digital”.

Rivero Zambrano asegura que una de sus ventajas será la facilidad de contratación, en días y de forma remota; además de que al registrar un incremento en la captación, Hey Banco podrá ofrecer una tasa competitiva en hipotecas y autos.

De acuerdo con el directivo, en 2020 registraron buenos crecimientos, dado que hubo mucha aceptación de las alternativas digitales debido a la pandemia y el tener todo desde casa.

En este sentido, destacó que crecieron a un ritmo de 9,000 clientes semanales nuevos a final de año de forma digital, cifra para la que serían necesarias al menos 500 sucursales.

Cuenta que al ser un banco digital, el trabajo de forma remota se facilitó; además, tuvieron la oportunidad de mejorar la experiencia en servicio, lo que sirvió para que más clientes se sintieran motivados a estar con ellos.

No te pierdas: Clientes deberán permitir geolocalización a bancos para operaciones en plataformas digitales

“El tema de ir a la sucursal antes era una necesidad, ahora tienes mucho más puntos  para depositar efectivo, como Oxxo, 7 Eleven, por lo que la necesidad de tener sucursales para el manejo de efectivo se resta, por otro lado el tema de adquisición de productos financieros se puede hacer desde tu casa, en menos de 5 minutos”, comenta.

Asimismo, dice que al ser un banco registrado en el IPAB pueden ofrecer un buen rendimiento a los clientes de pagarés, ya que, al no tener sucursales, esos ahorros se trasladan a los clientes en rendimiento, con una tasa mayor que el mercado, de casi el doble.

Rivero Zambrano también adelanta que añadirán nuevos beneficios a su tarjeta de crédito actual y lanzarán una “garantizada”, para quienes empiezan puedan construir un buen historial crediticio y no tengan problema de pago.

Suscríbete a Forbes México