El hijo del cineasta León Serment pagó 100,000 pesos para asesinarlo, informó este viernes 30 de septiembre la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ), tras detener a cuatro personas.

“Los autores materiales e intelectuales acordaron el pago de 100,000 pesos por la vida de cada una de las víctimas, y que el hecho delictivo se planificó en el transcurso de dos meses”, detalló la dependencia en un comunicado.

De acuerdo con las declaraciones del hijo de la víctima, el primer asesinato ocurrió el 27 de agosto a las 22:00 horas en la calle de Luis Alconedo, de la colonia Merced Gómez, en la delegación Álvaro Obregón, cuando la víctima acompañada de su esposa e hijo, se trasladaron en dirección a la avenida López Mateos, para que su esposa abordara un taxi.

PUBLICIDAD

Al regresar al departamento, fueron alcanzados por dos personas, quienes les exigieron, amenazándolos con una pistola, que entregaran sus pertenencias. El hijo siguió las instrucciones y se arrojó al suelo mientras su papá estaba siendo atacado. Los agresores huyeron del lugar. El cuerpo presentaba 46 heridas, 12 se clasificaron de mortales.

 

Contradicciones

La Procuraduría informó que el hijo de la víctima se contradijo en diversas ocasiones, pues lo expuesto en su entrevista resultó falso.

A través de los videos obtenidos se demostró que los autores materiales del evento, son una mujer y un hombre; quienes previo a los hechos se instalaron en las inmediaciones del domicilio de la víctima, deambulando por diversas partes, e incluso resalta el hecho de que antes de llevar a cabo la acción ilícita, interactuaban con sus teléfonos móviles.

Esto se vincula con lo señalado por Adriana Rosique, quien en su entrevista mencionó que era inusual que su hijo visitara al padre y que la novia de aquel, durante su instancia estuviera enviando mensajes por teléfono durante el tiempo que permanecieron en el domicilio de su esposo.

Agregó además que al salir del domicilio, le extraño la presencia de dos personas a esa hora, y que antes de abordar el taxi, su hijo se despidiera con entusiasmo de ella. 15 minutos después recibió una llamada de su hijo, quien le comentó que había ocurrido una tragedia, ya que habían matado a su papá.

Media hora después de ocurrido el incidente, los agresores se dirigieron a dos sucursales bancarias, ubicadas en las delegaciones Tlalpan y Gustavo A. Madero, donde retiraron efectivo, así como a una tienda de conveniencia donde adquirieron diversos artículos con las tarjetas de la víctima. Las disposiciones en efectivo se realizaron de manera rápida, por lo que resultó evidente que los agresores contaban con los números de identificación personal correspondiente a las tarjetas bancarias.

Por ello se desprendió la existencia de un acuerdo previo, reparto de tareas y coordinación conjunta para privar de la vida a la víctima, tomando en cuenta que el hijo no prestó el debido auxilio a su padre; que hubo comunicación telefónica entre los autores materiales con el hijo y su novia, advirtiéndose, además que el robo fue posterior al homicidio.

Tras el análisis de videos realizado pudo observarse que los autores materiales de delito se encontraban en el lugar de los hechos en espera de consumar la agresión, lo cual demuestra que no se trató de un robo efectuado al azar, debido a que por el lugar transitaron previamente varias personas, sin que los imputados actuaran en contra de alguno de ellos.

 

El falso suicidio

El 19 de septiembre, el cuerpo de María Adriana Rosique Manjarrez, esposa del cineasta, fue encontrado suspendido con una cuerda atada al cuello desde el barandal de una de las ventanas del segundo piso de su domicilio, hecho por el cual se inició la carpeta de investigación correspondiente, dijo la dependencia.

En esa ocasión, el hijo señaló haber salido en la madrugada del domicilio de la víctima, con el fin de llevar a su novia al hospital para ser atendida de un padecimiento, por lo que hasta las diez de la mañana del día siguiente, se enteró de deceso de su mamá.

La PGJ dijo que de la revisión de la cámara de video vigilancia de la Ciudad de México, instalada en la esquina opuesta a la casa de Adriana Rosique, se observó que durante la madrugada previa su hijo salió del domicilio haciendo uso de su teléfono móvil y que momentos después ingresaron, sin complicaciones, dos personas más a la vivienda, saliendo de la misma posteriormente.

Asimismo, se examinaron las video grabaciones de dos cámaras particulares en las que se observó que el hijo y su novia se encontraban deambulando por las calles del lugar; además que del informe rendido por la Policía de Investigación se hizo evidente que el hijo y su novia nunca se trasladaron al hospital que refirieron, dado que en el mismo no existe constancia de su asistencia.

Al confrontar el rostro de uno de los acusados con las imágenes obtenidas de los videos proporcionados por la tienda de convencía a la que asistió, se determinó que las características morfológicas corresponden con la cara de uno de los cuatro autores materiales.

Con los datos de prueba reunidos, el Ministerio Público solicitó al Juez de Control la emisión de cuatro órdenes de aprehensión, en contra del mismo número de personas involucradas.

El pasado 29 de septiembre, durante un operativo se logró la detención de estas personas por el delito de homicidio calificado, por el que pueden alcanzar una pena de hasta 70 años de prisión por cada uno.  Los autores de los homicidios fueron ingresados al reclusorio preventivo varonil norte y al centro femenil de Santa Martha.

Una vez detenidos, cada uno de los acusados narró a detalle la forma de ejecución de cada homicidio, añadió la PGJ.

 

 

Siguientes artículos

dolar-peso
Deuda interna y externa siguen aumentando en agosto: Hacienda
Por

La deuda interna neta del Gobierno Federal fue de 5.3 billones de pesos, la deuda externa neta del Gobierno Federal regi...