Clinton dijo que los inversionistas institucionales tienen la obligación de contrarrestar las operaciones especulativas denominadas “relámpago.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Hillary Clinton, precandidata presidencial demócrata de Estados Unidos, propuso el viernes reformas impositivas corporativas que incluyen una escala móvil para impuestos a las ganancias de capitales y cambios en la compensación ejecutiva, dentro de sus planes para fomentar el crecimiento a largo plazo.

En un discurso en Nueva York, Clinton dijo que los inversionistas institucionales tienen la obligación de contrarrestar las operaciones especulativas denominadas “relámpago (hit and run)”.

Asimismo afirmó que el Gobierno estadounidense debe “dejar de volcar subsidios en industrias que ya son prósperas” como la petrolera.

Clinton, favorita para ganar la nominación del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre del 2016, instó a una mayor transparencia en la recompra de acciones para luchar contra el “capitalismo trimestral”.

“Es malo para los negocios, es malo para los salarios y es malo para nuestra economía”, dijo Clinton sobre el pensamiento a corto plazo a expensas del crecimiento a largo plazo.

La precandidata argumentó que el código impositivo y las leyes estadounidenses actualmente permiten o incluso alientan a que las compañías se enfoquen en ganancias de corto plazo en precios accionarios de una forma que debilita el crecimiento económico a largo plazo y afecta el ingreso de la clase media.

Un portavoz del precandidato republicano y senador Marco Rubio dijo en un comunicado que la política impositiva de Clinton era anticuada.

“La propuesta impositiva de Hillary Clinton elige a ganadores y perdedores”, dijo el portavoz Alex Conant, “y a la larga deja atrás a la clase trabajadora”.

La ex senadora y secretaria de Estado dijo que “hay algo mal cuando los altos ejecutivos se enriquecen” mientras que las compañías y los trabajadores sufren.

“¿Cómo definimos el valor accionista en el Siglo XXI?”, preguntó Clinton. “¿Es maximizando las ganancias inmediatas o teniendo un crecimiento a largo plazo?”, agregó.

Compañías en el índice Standard & Poor’s 500 gastaron 566,000 millones de dólares en la recompra de sus acciones en el 2014, desde los 480,000 millones del 2013, siendo el mayor volumen desde el 2007, según la firma FactSet.

Clinton señaló que otros países requieren que las compañías divulguen sus recompras de manera diaria, brindando a los reguladores y a los inversores externos más información sobre las transacciones y causas de los cambios en los precios de las acciones.

“Aquí en Estados Unidos se puede pasar un trimestre entero sin dar información”, dijo Clinton. “Cambiemos eso”, agregó.

 

Siguientes artículos

Peso sufre desplome semanal de 2.13% frente al dólar
Por

Durante la semana, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 15.9031 y un nuevo máximo histórico de 16.2973 pesos por dólar...