Karl-Johan Persson, con 38 años, es el actual CEO de Hennes & Mauritz  y el heredero de la fortuna número 12 de lista de billonarios de Forbes. Su reto: inundar el planeta del siempre versátil ready-to-wear de H&M.

 

Por Iván Iglesias

 

PUBLICIDAD

Los planes de Karl-JohanPersson son claros y contundentes: hacer que H&M siga creciendo a través de la apertura de nuevos mercados y colaboraciones de lujo que enloquecen a millones de fashionistas alrededor del mundo. Además de sostener y hacer crecer una fortuna cifrada en 26 billones de dólares.

Los ojos de la empresa están puestos hoy en América Latina: “Apenas hemos iniciado nuestra incursión, pues es todo un proceso [que lleva tiempo] y pareciera que tardamos demasiado”. En noviembre de 2012 llegaron a México, causando un frenesí muy pocas veces visto en nuestro país: durante seis horas, más de 6,500 personas hicieron fila para entrar a su primer flagship store en Latinoamérica. Pero no sólo eso.

“No es cosa de apresurarse. Tendremos presencia en estos países (Brasil, Colombia, Perú) pero para ello se requiere encontrar a los equipos y las ubicaciones que garanticen el éxito, una tarea nada sencilla. Estamos abriendo 350 tiendas por año, en México abriremos ya nuestra segunda ubicación en Guadalajara”.

Su modelo de negocios, en apariencia, se revela sencillo: moda en tendencia al mejor precio. “Combinamos moda, tendencias y variedad de buena calidad en un trabajo sustentable, lo cual nos da como resultado fantásticos beneficios en los precios”, asegura Karl-Johan Persson. Al momento, la empresa sueca maneja 2,800 tiendas repartidas en 48 países a través de cinco marcas o unidades de negocio: H&M, Monki, Cos, Weekday, Cheap Monday y & Other Stories, y su ambicioso plan de expansión contempla lugares tan poco explorados por la industria de la moda como Indonesia, Estonia y Lituania.

Karl-Johan recibió en 2009 de manos de su padre la bandera que lo calificó como el nuevo “general de división” que llevaría al ejército fashion de H&M a la conquista del mundo. Lo sorprendente, Hennes & Mauritz sigue siendo un negocio familiar que inició en 1947 y que ahora tiene 104,000 empleados en cuatro continentes. Coordinarlos es una titánica labor para la cual Persson se apoya de su junta directiva, en la que posee 12,136.289 acciones clase B.

moda_h&m1

Pero, ¿Cómo se vislumbra el futuro de H&M? Sus planes están dirigidos hacia la sostenibilidad, un tema que se encuentra en el mainstream de lo políticamente correcto.

El plan global de H&M se enfoca en la expansión internacional, pero para ello necesita garantizar la solución de los problemas actuales que enfrenta el mundo de la moda: abasto, mano de obra, lugares óptimos de operación y mayor rentabilidad, entre otros. Karl-Johan Persson no la tiene fácil, sin embargo, avanza con tesón en conseguir sus objetivos.Y es que sorprende saber que este gigante solo depende de la estrecha colaboración con 785 proveedores alrededor del mundo, propietarios de 1,800 fábricas. Por áreas, el 43.3% de ellos se localizan en países del Lejano Oriente; el 30% se encuentra en el sudeste asiático y el 26% en Europa, Oriente Medio y África.

 

Compañeros de armas

 

Viktor & Rolf, Stella McCartney, Karl Lagerfeld, Versace, Marni y Maison Martin Margiela; Richard Avedon, Mario Testino y Mikael Jansson; Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Gisele Bündchen y Vanessa Paradis; David Beckham, Lana del Rey y Beyonce. Estos son los nombres e íconos de estilo que enmarcan la lista “A” de colaboraciones que han posicionado a la H&M como objeto del deseo a nivel internacional. Recientemente, el Comité Olímpico de Suecia anunció que Hennes & Mauritz será el responsables de crear los uniformes del equipo sueco para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de invierno, en Sochi 2014, y los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos de verano, en Rio de Janeiro 2016.

 

Siguientes artículos

¿Cuáles son las series favoritas en los Emmys?
Por

La serie de horror de FX sumó 17 nominaciones, incluyendo mejor miniserie, mientras que la historia medieval de HBO acap...