Las caravanas migrantes serán una constante durante 2019, sin embargo, éstas dejarán de ser mediáticas o numerosas como las observadas durante el año 2018, estiman especialistas en temas migratorios e internacionales.

El profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Rodrigo Salazar Elena, señala que se verán caravanas migrantes, pero no de gran magnitud, sin embargo, la frecuencia será recurrente. “No se ve que, en el corto plazo, los gobiernos centroamericanos tengan un plan para detener a las caravanas y la situación que viven sus países”.

Para Salazar Elena, las caravanas migrantes no tuvieron historias de éxito, debido a que la retroalimentación de las personas que vivieron el viaje no es positiva, ya que no se les abrieron las puertas de Estados Unidos. “No hay incentivos para las caravanas, debido a que los migrantes no recibieron beneficios”, agrega.

En una de las primeras caravanas habían alrededor de 7,000 migrantes, mayormente procedentes de Honduras, quien tomaron a México como puente para llegar a la frontera de Estados Unidos, de acuerdo con datos del gobierno mexicano.

PUBLICIDAD

Puedes leer:  Selección 2018 | Trabajar de lo que sea: el ‘sueño americano’ de la Caravana Migrante

Sin embargo, al llegar a la frontera se enfrentaron con problemas con las autoridades estadounidenses y mexicanas, por lo que esto podría un factor que desincentive a los migrantes.

“Habrá caravanas, pero no tan mediáticas como las vistas en 2018, además éstas demostraron que no son la solución ideal para enfrentar los problemas que hay en los países. Además de que México no es el mejor puente para llegar a Estados Unidos”, considera Salazar Elena.

Sin políticas internas, seguirán caravanas

La migración no se va a detener hasta que no existan programas o políticas públicas internas por parte de cada una de las naciones de origen de estos migrantes, que beneficien a estos, considera Leduan Ramírez, maestro en Ciencias Sociales por la Flacso México.

Guatemala y Honduras son los dos países con mayor tasa de jóvenes desocupados en Latinoamérica. Según el informe “Panorama Laboral 2017, América Latina y Caribe”, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un 55% y un 53% de los desocupados de estos países, respectivamente, tienen entre 15 y 24 años.

La tasa de desocupación en Honduras en el 2017 fue del 6.7%, según esta organización. En ésta se incluyen los jóvenes y los adultos, de 25 o más años, que también buscan su oportunidad de trabajo digno en el país.

Para Leduan Ramírez, la postura del nuevo gobierno mexicano sobre la entrega de permisos especiales o visas de trabajo para los migrantes centroamericanos convertirán a México en un país de destino y ya no de paso.

Las visas de trabajo son una medida que está insertada dentro de un programa de colaboración con las naciones centroamericanas, en medida de la magnitud del programa la migración irá disminuyendo, considera Ramírez.

“Es interesante la propuesta de López Obrador debido a que ordena la migración y hace respetar los derechos humanos de los migrantes. Los migrantes deben aportar a la economía, siempre y cuando tengan una oferta de empleo”, agrega.

 

Siguientes artículos

Copa Airlines, la aerolínea más puntual del mundo
Por

Las empresas Official Airline Guide y FlightStats, encargadas de realizar el análisis aeronáutico, llegaron a la conclus...