El presidente, aseguró que la toma de decisiones, solamente concierne a París y no a la Unión; se comprometió a realizar cambios al sistema de pensiones y al mercado laboral.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

PARIS/BERLÍN – El presidente de Francia, François Hollande, se comprometió a llevar a cabo unas reformas pendientes desde hace tiempo en el sistema de pensiones y el mercado laboral de su país pero dijo que dependía de París, y no la Comisión Europea, decidir cómo se implementaban.

En una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, Hollande defendió su comentario de que el Ejecutivo de la UE no puede “dictar” las reformas a los estados miembros, en un tono nacionalista desafiante que irritó a los conservadores que gobiernan Alemania.

Los dos líderes acordaron proponer que los 17 países que comparten el euro nombren un presidente a tiempo completo y celebren cumbres más frecuentes para coordinar la política económica. También prometieron acelerar el desembolso de 6,000 millones de euros (mde) en fondos de la UE para combatir el desempleo juvenil.

Hollande dijo que Francia se atendría a su objetivo de equilibrar su presupuesto en términos estructurales para el 2017 y cumplir los nuevos objetivos provisionales establecidos por Bruselas, pero se enfadó ante las sugerencias detalladas de la Comisión de qué hacer o qué evitar.

“Los detalles, procesos y modos de avanzar al respecto son responsabilidad del Gobierno y del Estado, de otro modo no habría soberanía nacional”, dijo el líder francés.

“Debe haber soberanía sobre la implementación. La Comisión hace recomendaciones, no dice en lugar de un estado miembro qué debe hacer”, sostuvo.

Merkel, que se refirió a Hollande como “François Mitterrand” antes de corregirse a sí misma, no comentó directamente la controversia pero dijo que Francia había recibido otros dos años para cumplir el objetivo de reducción del déficit a cambio de implementar reformas.

“Estas van de la mano”, dijo, indicando que España, Italia, Grecia, Portugal e Irlanda ya habían acometido profundas reformas estructurales.

Al presentar las recomendaciones de reformas en la Unión Europea, la Comisión Europea instó a Hollande a contener el gasto público, remodelar las pensiones y reducir los costos laborales a cambio de dos años de margen para cumplir los objetivos del déficit presupuestario.

 

Promesas

En momentos en que Alemania, la potencia económica de la UE, eleva la preocupación porque la segunda mayor economía de la zona euro está cayendo en un declive cada vez más profundo, los aliados de Merkel advirtieron que la actitud de Hollande podría minar los esfuerzos por impulsar a la zona euro.

En el día de su visita a París, nuevos datos mostraron que el desempleo francés había subido a un récord de más de 3.26 millones de personas en abril, tras dos años ininterrumpidos de alzas mensuales. Hollande se atuvo a su promesa de revertir la tendencia para final de año pese al escepticismo de los economistas.

“No puede funcionar cuando un gran país como Francia dice que puede hacer lo que quiera”, dijo Michael Fuchs, un influyente legislador del partido de Demócratas Cristianos de Merkel.

“Si un país de la UE y la zona euro piensa que no necesita mantener sus promesas, es preocupante”, agregó.

Norbert Barthle, portavoz de asuntos presupuestarios del partido, acusó a Hollande, cuyos datos en las encuestas han caído más rápido que cualquier otro presidente francés de la era moderna, de hablar en clave mientras la economía ha caído en recesión.

Dijo que la Comisión ya había sido demasiado generosa al dar a Francia otros dos años a la hora de reducir el déficit por debajo del techo del 3% después de que París reconociera que no cumpliría el objetivo este año.

“Francia no podrá contar con una indulgencia de este tipo de nuevo”, sostuvo.

París dice que prevé reconducir su déficit a tiempo para el nuevo plazo de 2015 y ya está preparando reformas de su generoso sistema de pensiones.

Cauto para evitar estropear las negociaciones sobre este asunto, Hollande dijo este mes que los franceses deberían esperar trabajar “un poco más”. En presencia de Merkel, dijo que la reforma sería impulsada este año.

No obstante, pareció descartar una nueva remodelación, como la que insta el Ejecutivo de la UE, de acuerdos de jubilación anticipada, diciendo que ya había sido reformado.

 

Siguientes artículos

América Móvil emite 5,000 mdp adicionales en su bono para 2022
Por

Si la compañía emite los 5,000 millones de pesos, el total en circulación del título alcanzaría a 27,500 millones de pes...