Por Antoine Gara

Recientemente, firmas tecnológicas como LendingClub y OnDeck han padecido el crecimiento en su estrategia para suplantar a la banca tradicional con plataformas online que juntan a prestatarios individuales directamente con inversionistas.

Esta aplicación, perteneciente a la llamada “economía colaborativa”, tomó un nuevo y preocupante giro este viernes para obtener financiamiento, cuando la Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) acusó a Thomas J. Connerton, de 64 años de edad, de usar plataformas de citas online para atraer a media docena de mujeres y sus familias hacia una multimillonaria estafa que involucra a Security Technologies LLC, una empresa que dice estar en el proceso de desarrollo de un guante quirúrgico resistente a picaduras.

La SEC informó que la venta agresiva de Connerton vino cuando las citas en línea ascendieron a un total de 2.3 millones de dólares para el guante quirúrgico de Safety Tech. El hombre solicitó esos fondos por la venta de valores de inversión no registrados y los consiguió de sus contactos en línea y sus familias con declaraciones incorrectas y mentiras, señaló la SEC. (Supuestamente, Connerton utilizó apps de citas como OkCupid, Tinder o Match.com).

PUBLICIDAD

Connerton dijo a los potenciales inversionistas que usaría su dinero para desarrollar el guante de seguridad y la negociación de acuerdos de grandes y lucrativas licencias. De hecho, mencionó que incluso había rechazado una oferta pública de adquisición por 30 mdd en espera de una transacción más valiosa, que produciría cientos de millones de dólares o incluso miles de millones.

En total, apenas 36% de los inversionistas de Security Tech y alrededor del 51% de los 2.3 mdd fueron conseguidos por Connerton con sus actividades de citas en línea.

Desafortunadamente, la SEC mencionó que después de recaudar el dinero, Connerton utilizó todos los fondos de los inversionistas para pagar sus gastos personales, no para desarrollar el exagerado guante quirúrgico.

Según la denuncia revelada el viernes, Safety Tech ha utilizado sólo el 7% del dinero que se recaudó en la investigación y el desarrollo de su guante quirúrgico. Por el contrario, Connerton se ha pagado a sí mismo 43% de los fondos, y ha gastado 13% más en cuentas personales y no relacionadas al negocio, como la compra de un coche.

La SEC dijo que este año Connerton ha gastado en sí mismo el 66% de los 139,479 dólares que consiguió de los inversionistas, y nada en I+D (investigación y desarrollo).

De acuerdo con el regulador bursátil en Estados Unidos, Connerton engañó a sus inversionistas sobre la magnitud de la inversión en I+D de Safety Tech y el interés por parte de terceros en los potenciales acuerdos lucrativos de licencia.

La SEC indicó que Connerton proporcionó frecuentemente información obsoleta, inadecuada e incompleta a sus inversionistas. Por otra parte, la agencia reguladora dijo que el empresario rompió las reglas básicas en la venta de valores no registrados a los poco sofisticados inversionistas.

 

Siguientes artículos

Mujeres, ¿menos comprometidas con el trabajo?
Por

Por Karsten Strauss Cuando hablamos de que los empleados están “comprometidos”, lo que realmente queremos decir es que e...