La música electrónica de Alemania tiene un sonido muy característico, lo mismo que la de Inglaterra y la de España. El DJ José Spinnin sabe que cuando México encuentre el suyo, se colocará en el mapa como una verdadera potencia: “Hay mucho talento y gente que está haciendo muy bien su trabajo, pero nos falta dar el último paso”.

 

Desde su punto de vista, las cosas deben hacerse por el gusto de hacerlas. Él recuerda que, en la década de los 90, cuando era adolescente, ya mezclaba música en algunas discotecas, pero el sueldo sólo le alcanzaba para comprar un par de discos.

 

“Ni siquiera por el rollo de ser estrella, porque antes estabas oculto atrás de un cristal y nadie te veía; entonces era súper divertido poner discos y ver que la gente bailaba. Ésa era la verdadera retribución”, narra.

 

Jose radica en Guadalajara y es residente del Babel Club. Su música es una fusión de los estilos tribal, progressive y tech-house. Frecuentemente toca en Canadá, Estados Unidos, Brasil, España, China, Corea del Sur y Nicaragua.

 

El también fundador del sello discográfico Bearlin Records comenzó su proyección internacional cuando compuso el tema Iberoamérica y lo tocó por primera vez en el Mónica’s Club, que fue uno de los más importantes durante los primeros años de los 2000.

 

Ahí no tuvo tanto éxito, pero todo fue distinto cuando le dio el tema a un amigo que acudió a una convención de DJs: “Ahí sacaron un disco conmemorativo que llegó a una estación de radio que se llama Bit, aquí en la Ciudad de México. Yo ya tenía mi página en internet, y de pronto, de recibir uno o dos mails en un mes, llegó un día en que había 20 mails, luego 40 por día… ¡Y todos wow, Iberoamérica!”, recuerda.

 

Otro gran momento para Spinnin ocurrió en el año 2005, cuando remezcló el tema First Time, de Offer Nissim, para un concurso que organizaba el sello discográfico Star 69, en Nueva York.

 

“La hice (la canción), la mandé. Estaba pasando lo de Iberoamérica, y luego me llega un mail de la cantante estadounidense Jennifer Carbonell y me dice: ‘Felicidades por tu canción. Está súper buena’. A los pocos días, me llega el mail de confirmación en el que decía que había ganado el concurso”, describe.

 

Al siguiente año, Jose viajó a Miami, a la Winter Music Conference, en donde conoció al fallecido Benjamín Hernández, quien en ese momento dirigía el sello de música electrónica más importante, +Mas Label - EMPO: “Firmamos en 2006. Fue ahí donde ya comienza a caminar la maquinaria. Empiezo a tocar en fiestas con ellos; empiezan a manejarme, y es cuando realmente comienzo la carrera de DJ de tour”.

 

Hoy, Spinnin cuenta ya con tres álbumes de artista: Again (2008), Heaven Can Wait (2010) y This Is the Revolution (2013). También ha colaborado con músicos nacionales, como Belanova, América Sierra, Yuri, Maya Karunna; e internacionales, entre los que destacan Alyson Calagna, Lorena Simpson, Jamie Bruce y Jesse Labelle.

 

“Hace falta más unión entre nosotros [DJs mexicanos], como los partícipes de la escena. De repente se forman grupos... y es saludable, pero entre los mismos grupos debería existir más unión. También las discográficas [en México] nos tienen un pie puesto encima; nos hablan para salir a tocar a otros lados y no nos hablan para hacer algo aquí, como remixes o producciones. Mejor están pagando miles de dólares afuera que colaborar con la gente aquí dentro. Y aquí, sí hay talento”, concluye.

 

José

 Spinnin

Dj / Jalisco-1980

Forbes México |  Interactivo: Edgar Cruz.