Honduras puso este martes en vigor una Ley de Fiscalización, Transparencia y Financiamiento de Partidos Políticos y Campañas, que fue aprobada en el 2016 por el Parlamento y tiene el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La ley fue sancionada este martes por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, con el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

“Con esta ley se garantiza que ningún partido político en Honduras recibirá dinero o financiamiento mal habido del crimen organizado, del narcotráfico”, dijo Hernández.

Almagro aseguró que ahora Honduras se inscribe en la lista de países que, a través del blindaje financiero y fiscal de los partidos políticos, realiza labores preventivas en materia de combate a la corrupción e impunidad.

PUBLICIDAD

Puedes leer: La democracia no ha muerto: sí habrá Brexit

La nueva legislación limita los gastos de las campañas electorales, pone techo a los donativos, prohíbe las donaciones anónimas, regula las contribuciones en especie y establece sanciones fuertes, hasta la disolución de un partido político en caso de violentar la norma.

Hernández agregó que también se aprovechará la visita del titular de la OEA para revisar los importantes avances que se han tenido en materia de la creación de la figura de jueces antiextorsión y anticorrupción.

“Queremos destacar la presencia de Almagro, porque ya uno de los primeros y más importantes objetivos (de la Maccih) se ha logrado; estamos en la etapa final para iniciar la vigencia de la ley de financiamiento a los partidos políticos”, recalcó el titular del Poder Ejecutivo.

 

Siguientes artículos

Panamá invertirá 5,119 mdd en obras
Por

Banco Mundial proyectó para Panamá un crecimiento económico de 5.4% para este año 2017, el más alto de América Latina, d...