Estados Unidos y Honduras evaluaron sus relaciones comerciales y de cooperación, debido a que se encuentran en el mejor momento históricamente hablando.

La gran relación que han trabajado desde décadas atrás, impulsó a una reunión entre el Secretario de Estado Rex  Tillerson ,quien fue elegido para este puesto el 13 de diciembre de 2016 por Donald Trump,  y el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández en la sede del Departamento de Estado en Washington DC, para realizar el primer encuentro bilateral entre estos dos países.

Para Estados Unidos la mayor preocupación en materia de seguridad con este país es el control de narcóticos, qué en 2017 publicó un informe, referente al tema, dónde plantea un una lucha frontal contra estos y otros delitos, reconociendo que “el Gobierno de Honduras siguió tomando medidas para aumentar la capacidad para contrarrestar y combatir el tráfico de estupefacientes en 2016”.

Puedes leer: Trump, la amenaza para los migrantes en Estados Unidos

PUBLICIDAD

Refiriéndose al Plan de Alianza Estados Unidos aprobó 750 millones de dólares para una estrategia de relacionamiento con Centroamérica. De igual manera buscan seguir impulsando las exportaciones e importaciones entre estas dos naciones que se efectúan a través de los términos del Tratado de Libre Comercio (Cafta).

El 36% de las importaciones hondureñas se van para Estados Unidos y 39% de las importaciones de este país provienen de Estados Unidos, lo que potencializa empleos de dichos países.

El mandatario hondureño ha externado en distintas ocasiones su compromiso para erradicar las fallas que genera Honduras como país ante las preocupaciones de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Sudáfrica también frena las importaciones de carne de Brasil
Por

Así como México, Sudáfrica también suspendió algunas importaciones de carne procedente de Brasil, así lo anunció el Depa...