La líder de Hong Kong, Carrie Lam, anunció este miércoles el retiro formal de un controvertido proyecto de ley de extradición que ha sumido a la ciudad gobernada por China en la peor crisis política en décadas.

El proyecto de ley, que habría permitido extradiciones a China continental donde los tribunales están controlados por el Partido Comunista, causó meses de disturbios y planteó el desafío más grave para el líder chino Xi Jinping desde que llegó al poder en 2012.

La decisión implica que el Gobierno de la antigua colonia británica acepta finalmente a una de las cinco demandas de los manifestantes, que llevan tres meses saliendo a las calles de Hong Kong para protestar por la medida y para mostrar su rechazo al dominio de China.

Desde inicios de junio, centenares de miles de ciudadanos de Hong Kong han participado en multitudinarias manifestaciones antigubernamentales que se han convertido en las mayores protestas en la historia de China.

Tras la presión de las manifestaciones masivas, Lam decidió el 15 de junio suspender la tramitación de la norma aunque no a retirarla de su tramitación parlamentaria.

El proyecto de ley impone la extradición de delicuentes a jurisdicciones con las que Hong Kong no tiene un tratado, incluido el territorio continental chino.

Además de la retirada de la ley de extradición, los manifestantes han exigido al Gobierno hongkonés la creación de una comisión de investigación sobre la represión policial de las protestas, una amnistía para los manifestantes detenidos, la reactivación del proceso de reformas políticas y que las autoridades dejen de definir las movilizaciones como disturbios.

Con información de Reuters y Notimex.

Mantente informado también a través de nuestras redes sociales:

 

Siguientes artículos

Por temor a nuevo ‘corralito’, argentinos hacen largas filas para recuperar sus ahorros
Por

A las puertas de varios bancos, clientes se quejaban de las dificultades para sacar el dinero de sus cuentas y de los pr...