Los hoteleros acusan al gobernador saliente Roberto Borge en lo que califican como un “despojo”, mientras que la prensa local lo señala como el mayor desalojo en la historia de Tulum, una zona afectada en los últimos años por litigios sobre terrenos costeros, informó este domingo el Diario de Yucatán.

Unos 200 guardias de seguridad uniformados con playeras negras, apoyados por la policía municipal, desalojaron 16 hoteles y casas de la zona costera de Tulum, este viernes, afectando a los propietarios y al menos a 300 turistas extranjeros y nacionales.

“Armados con machetes, tubos, palos y piedras, sacaron a los huéspedes a partir de las ocho de la mañana del viernes y hasta el momento el saldo es de una decena de personas golpeadas”, escribió Carlos Águila Arreola, corresponsal del diario La Jornada.

Sergio Caballero, corresponsal de Proceso, informó que tras 20 años de litigio, actuarios del Juzgado Civil de Playa del Carmen, con el apoyo de elementos de la policía y guardias privados, ejecutaron la orden de desalojo.

PUBLICIDAD

El Diario de Yucatán recuerda que las autoridades estatales y la asociación de Hoteles de Tulum informaron que la diligencia se deriva de un juicio de arrendamiento promovido por el regiomontano Esteban Schiavon Magaña, ya que algunos hoteleros presuntamente no pagaban el alquiler. Sin embargo, éstos rechazan la versión.

“Sabemos muy bien que debajo de todo esto es una venta que el gobernador hizo de varios predios de la playa y ahora, antes de irse, no quiere perder el dinero que le dieron por esta playa. Son papeles falsos”, dijo una hotelera a El Universal.

El Diario de Yucatán explica que Tulum es una zona arqueológica afamada por estar rodeada de mar, ubicada en Quintana Roo, una de las 13 entidades en las que se celebraron elecciones el pasado 5 de junio. Sus habitantes eligieron a un nuevo gobernador y, por primera vez, ganó un partido distinto al Revolucionario Institucional (PRI), que gobierna la entidad desde su fundación, en 1974.

“De acuerdo con el sitio web del reportero quintanarroense Pedro Canché, dos grupos empresariales de Monterrey (Schiavon Magaña y Garza Ponce), adquirieron un predio de 49 hectáreas en los años 50 al que denominaron Punta Piedra, en Tulum”, cita el diario. “El lugar ha tenido, según el reportero, numerosos desalojos, invasiones y expropiaciones ilegales desde entonces, y en esta ocasión iniciaron una nueva arremetida para tratar de despojar a ejidatarios y a unos 40 hoteleros asentados en esta franja turística cuyo valor de las tierras supera los 100 millones de dólares”.

Te interesa leer:

 

Siguientes artículos

reino-unido-brexit
Brexit llevaría el dólar a 20 pesos
Por

Si Reino Unido decide quedarse en la Unión Europea, el peso regresaría a 18 pesos. De lo contrario, la moneda estadounid...