Tres inversionistas chinos buscan hacerse de Starwood Hotels, la compañía estadounidense dueña de marcas emblemáticas como Sheraton, Westin y St. Regis.

                                           

Por Liyan Chen

PUBLICIDAD

Algunas de las marcas estadounidenses de hoteles más icónicos como Sheraton, Westin y St. Regis pronto podrían tener un nuevo dueño.

Al menos tres empresas chinas, incluyendo el fondo de riqueza soberana del país, tienen la esperanza de hacer una oferta por Starwood Hotels and Resorts Worldwide, según varios informes. El operador del hotel, que administra a Sheraton y Westin en todo el mundo y actualmente tiene una capitalización de mercado de 12,600 millones de dólares (mdd), podría ser la adquisición china más grande en la historia de Estados Unidos.

Si el acuerdo prospera, marcaría el segundo mega acerdo hotelero en manos de inversionistas chinos en un año, después de que Anbang Insurance fuera noticia con su adquisición de 1,950 mdd del Hotel Waldorf Astoria de la Ciudad de Nueva York en octubre de 2014. The Wall Street Journal informó el martes que los tres postores –incluyendo al fondo soberano China Investment Corp., HNA Group (matriz de Hainan Airlines), y Shanghai Jin Jiang International Hotels– compiten actualmente por la aprobación del gobierno chino para evitar una guerra de ofertas entre sí.

Pero este gigantesco acuerdo es parte de una tendencia más amplia de crecientes inversiones chinas en el mercado inmobiliario estadounidense. La potencial oferta de los operadores de hoteles como Starwood señala un interesante cambio de estrategia por parte de los inversionistas chinos, según Philip Feder, presidente de práctica Global de Bienes Raíces de Paul Hastings LLP. “En lugar de comprar los activos trofeo con potencial de crecimiento limitado, van por algo completamente diferente, ésta es una jugada que ofrece un flujo de efectivo inmediato”, dijo Feder en una entrevista con Forbes.

Existe una diferencia clave con el pasado, de acuerdo con Feder: la búsqueda de las compañías chinas de un buen rendimiento en efectivo, como el flujo constante de ingresos generado por los operadores de hoteles. En los últimos años, los inversionistas chinos se han ganado la reputación de compradores de activos comerciales trofeo, incluyendo el Waldorf Astoria y la oferta de 1,400 mdd del multimillonario chino Zhang Xin por una participación de 40% en el General Motors Building en 2013. “[Una oferta de Starwood] muestra que los inversionistas chinos buscan ofertas de una manera más compleja, algo que los inversionistas japoneses no hicieron en la década de 1980”, dice Feder, señalando la perspectiva a largo plazo de un posible acuerdo.

Aunque puede que los activos trofeo ya no sean la prioridad, a los inversionistas chinos aún les preocupan mucho las marcas, lo que hace de Starwood una buena opción dada su cartera de nombres reconocidos como St. Regis, Sheraton, y W. Dada la fuerte reputación de esas marcas en Asia, un comprador podría potencialmente ampliar la red existente y añadir más hoteles en China. La empresa cuenta actualmente con 150 hoteles (tanto administradas directamente como franquiciadas) sólo en China, casi la misma cantidad que en Europa.

En el primer semestre de 2015, el sector inmobiliario y hotelero se han mantenido como los mayores impulsores de la inversión china en EU, representando 65% de los 6,400 mdd en transacciones de inversión extranjera directa en EU, de acuerdo con el Rhodium Group. A diferencia de otros sectores, como la industria de los semiconductores, las inversiones en bienes raíces y hospitalidad motivan menos escrutinio de los reguladores sobre las preocupaciones de seguridad nacional. Por lo tanto, es poco probable que enfrenten obstáculos significativos de los políticos estadounidenses para concretar una adquisición china de Starwood, según Feder.

Sin embargo, los chinos no son los únicos compradores potenciales. Hyatt está en conversaciones avanzadas, e inversionistas de Medio Oriente también han mostrado interés, de acuerdo con reportes previos. Sea o no que los inversionistas chinos tengan éxito en la compra de Starwood Hotels, el gran capital que los respalda y un fuerte deseo de diversificar su cartera global los mantendrá a la caza.

“Es un momento saludable para el mercado dado que los chinos están él para mantenerse en el largo plazo y lo están mirando desde una perspectiva muy compleja”, dice Feder.

 

Siguientes artículos

Wall Street opera con ganancias
Por

El índice Dow Jones ganaba 0.61%, S&P subía 0.64% y Nasdaq sumaba 0.79%.