En su lucha contra los costos, el banco sigue recortando empleos, reduciendo activos, y no planea adquisiciones significativas.

 

Reuters

HONG KONG/LONDRES – HSBC, el banco más grande de Europa, recortará 14,000 empleos más a nivel global, intentando encauzar sus ganancias y el crecimiento de sus dividendos ante ingresos debilitados.

PUBLICIDAD

HSBC está tratando de reunir 3,000 millones de dólares (mdd) en ahorros anuales adicionales para el 2016, sumados a los 4,000 millones que ya ahorró, pero el crecimiento lento fuera de Asia, particularmente en Europa, implica el abandono de su objetivo clave de reducir los costos por debajo del 52% de los ingresos.

El nuevo objetivo es mantener el coeficiente cercano al 55%, el nivel en el que estuvo en 2010, un año antes de que Stuart Gulliver asumiera como presidente ejecutivo e iniciara un saneamiento radical en un banco que fue criticado por “plantar banderas” en todo el mundo.

“Claramente estamos atacando los costos, pero estamos incumpliendo el coeficiente de eficiencia de costos debido a los ingresos, que son difíciles de controlar para nosotros”, dijo Gulliver a periodistas.

“Tenemos que tener un objetivo de eficiencia de costos realista, así que estamos echando un vistazo a nuestro grupo de competidores, todos ellos están por encima de 50 o debajo de 60, sea JPMorgan, Citi, Standard Chartered o Barclays”, agregó.

Gulliver, ex jefe de la banca de inversión en HSBC, ya ha eliminado 46,000 puestos de trabajo o cerrado 52 negocios en virtud de una reorganización que comenzó cuando se convirtió en presidente ejecutivo a comienzos del 2011.

Esos acuerdos redujeron los activos ponderados por riesgo en 95,000 mdd y produjeron ganancias de unos 8,000 millones.

“No estamos siquiera a mitad de camino para explotar todo el valor de HSBC. La estrategia no cambia, está funcionando”, afirmó Gulliver a periodistas.

El presidente del banco dijo que la reducción de su cartera de préstamos y activos fijos de banca de inversión complicarían a HSBC para cumplir su objetivo de un retorno sobre acciones superior al 12% este año, aunque mantuvo esa cifra para el futuro. Además, afinó su objetivo de capital y apuntó a un coeficiente de capital estructural de más del 10%.

HSBC manifestó que “aumentará gradualmente” sus dividendos e introducirá una recompra de acciones el año que viene, en caso de que inversionistas y reguladores den su aprobación. Eso lo convertiría en el primer banco europeo que recompra acciones desde la crisis financiera.

 

Buen trabajo

“Están haciendo un buen trabajo con los costos, el capital se ve bien, pero el principal problema es cuándo se verá el crecimiento de ingresos”, dijo Chris Wheeler, un analista de Mediobanca. “El gran debate será sobre el crecimiento de ingresos”.

Las acciones en HSBC subían 0.7% a 752 peniques a las 12:56 GMT del miércoles. Los títulos del banco han avanzado un 13% desde el inicio de 2011, en comparación con un declive de 9% en el sector.

En vista de una débil demanda en Europa, HSBC planea incrementar sus ingresos enfocándose en mercados de alto rendimiento en Asia, donde generó alrededor de dos tercios de su ganancia en el primer trimestre.

El banco recortó sus pronósticos anuales de crecimiento de ingresos para su división de gestión patrimonial en 1,000 mdd a otros 3,000 millones, culpando a las regulaciones más estrictas por disminuir su capacidad para vender productos en países como Gran Bretaña.

Por otra parte, Gulliver dijo que el banco seguramente no gastaría dinero extra en ninguna adquisición significativa.

HSBC dijo que el número de empleados podría caer desde 254,000 a entre 240,000 y 250,000 en el 2016, cuando las eliminaciones actuales y los recortes anunciados entren en vigor.

 

Siguientes artículos

Revive interés por industria petrolera de Brasil
Por

La gran demanda obtenida en la licitación mejora el panorama petrolero del país, que había defraudado expectativas en lo...