El banco acelerará su salida de unidades no rentables y de países mediante el recorte de casi 50,000 puestos de trabajo, la mitad de ellos a partir de la venta de negocios en Brasil y Turquía.

 

Reuters

PUBLICIDAD

 HSBC prometió el martes una nueva era de mayores dividendos, al anunciar planes para recortar casi uno de cada cinco puestos de trabajo y reducir su banca de inversión en un tercio para subsanar su débil desempeño.

En su segunda gran reformulación desde la crisis financiera, el banco acelerará su salida de unidades no rentables y de países mediante el recorte de casi 50,000 puestos de trabajo, la mitad de ellos a partir de la venta de negocios en Brasil y Turquía.

El presidente ejecutivo Stuart Gulliver ha convertido en su misión el aumento de las ganancias desde que se hizo cargo del mayor banco de Europa por activos en el 2011, pero hasta ahora sus esfuerzos se han visto frustrados por altos costos de cumplimiento, multas y tasas de interés bajas.

Para el 2017, HSBC recortará sus activos en un cuarto, equivalente a 290,000 millones de dólares sobre una base ajustada por riesgo y restará 140,000 millones de dólares de su banco de inversión, que posteriormente responderá por menos de un tercio de la hoja de balance de HSBC desde 40% ahora.

Gulliver también prometió mayores pagos a los inversionistas.

“Creo que estamos en el inicio de otro período prolongado de crecimiento de dividendos para la firma”, sostuvo.

Sin embargo, los inversores eran cautos respecto a cómo HSBC traduciría el recorte de empleos en ahorros significativos, debido al mayor costo de hacer negocios en un ambiente más difícil después de la crisis, marcado por nuevas reglas sobre riesgo y cumplimiento.

“La reducción de personal no es necesariamente la solución a menos que la administración haga que el banco sea considerablemente menos complejo”, dijo James Antos, analista de Mizuho Securities Asia.

Las acciones de HSBC perdían 0.1% en las operaciones de la mañana, presionadas también por la decepción ante la decisión del banco de reducir su meta de rentabilidad a más de 10% al 2017, menos que una meta previa de entre 12 y 15% al 2016.

Al igual que sus rivales Deutsche Bank y Barclays , HSBC ha enfrentado llamados para recortes más radicales en el banco de inversión debido a las duras condiciones operacionales.

Algunos analistas estiman que los cambios no son suficientes, aunque otros consideran que el plan de reducción de activos es un cambio sustancial.

Gulliver dijo que entre 7,000 y 8,000 recortes de puestos de trabajo serán en Gran Bretaña, o uno de seis empleados en el Reino Unido.

El negocio de banca minorista en el país también será renovado para cumplir con nuevas reglas diseñadas para proteger a depósitos de clientes de operaciones de banca de inversión más riesgosas.

El banco también estableció 11 criterios para decidir si cambiará su sede central desde Londres a Asia, probablemente a Hong Kong. Para ese eventual traslado influyen factores como crecimiento económico, el sistema impositivo, el respaldo del Gobierno para el crecimiento del sistema bancario, la estabilidad a largo plazo y la capacidad de atraer a buen personal.

HSBC también está monitorizando de cerca los esfuerzos para dar un giro a sus negocios en Estados Unidos y México, y busca crecer en Asia mediante la expansión de su negocio de seguros y su presencia en la región china del delta del Río de las Perlas.

 

 

Siguientes artículos

BMV abre con pérdidas ante especulaciones por alza de Fed
Por

El índice IPC, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, perdía 0.22% y se ubicaba en 44,446.90 puntos.