Han pasado cinco años desde que su primer teléfono se comercializó dentro del país, sin embargo, uno de los gigantes tecnológicos de Taiwán no logra despegar en México todavía.

 

Por Carolina Ruiz

La firma taiwa­nesa HTC surgió en 1997 y 13 años después deci­dió voltear a América Latina y calificar a este mercado como una verdadera opción de crecimiento, cuya punta de lanza sería México.

PUBLICIDAD

Cinco años después de esa decisión, HTC acepta que está en un sector complicado y que un descuido le ha impedido colocarse con éxito en uno de los mercados más dinámicos y prometedores de smartphones a escala global.

“Nosotros cometimos un gran error en la manera de abordar el mercado mexicano”, dice a Forbes México Ricardo Gaibor Piñeiros, vicepresidente de HTC para Améri­ca Latina, luego de ser cuestionado sobre la salida de la compañía del país en 2014.

“Cometimos grandes errores en la manera de dirigir el mercado por dejar en manos de terceras partes su manejo. Ellos lo hicieron, representaron nuestra marca, pero no con la misma pasión”, detalló el directivo de la compañía.

High Tech Computer Corpora­tion (HTC) inició la comercialización de sus dispositivos en el país desde el 2010 por medio de Iusacell, en ese momento la oferta de smartphones estaba en manos de siete fabricantes extranjeros que comercializaban sólo 31 modelos. El consumo de estos dispositivos en México superó las expectativas y ofrecían apro­ximadamente 109 modelos a los consumidores mexicanos.

Debido a esta tendencia, en agosto del 2011 HTC decidió abrir su nueva oficina en México.

El futuro era prometedor. En Es­tados Unidos las ventas de Android superaron por un punto porcentual las de iOS, soportadas en su mayo­ría por equipos de HTC.

En entrevistas con medios de comunicación locales, sus nuevos directivos mostraban optimismo por su crecimiento, tanto en ventas como en persona, cuya imagen sería respaldada por campañas agresivas que harían más evidente su irrup­ción en el mercado mexicano.

Los primeros anuncios de HTC en la República Mexicana abarca­rían desde dispositivos de gama baja hasta premium, siendo uno de los primeros en presentar un teléfono con el recién estrenado Windows Phone 7. Sin embargo, lo que esperaban los early adopters mexicanos y lo que más levantaba expectativas era la llegada de su línea One.

htc_reuters1

One no evitó la catástrofe

En agosto del 2013 esas oficinas de HTC en México, de las que tanto se hablaba dos años antes, fueron ce­rradas y nadie se enteró hasta 2014, cuando un medio local fue a investi­gar directamente a las instalaciones.

“HTC es un fabricante de teléfo­nos inteligentes que ha tenido un registro de crecimiento negativo. Lo que experimentamos en 2013 y a principios de 2014 fue presen­tado por muchos medios como “HTC está muerto”, o lo que sea, pero en realidad se trata de una empresa que ganó y luego lo volvió a hacer, Motorola lo hizo, Black­Berry lo hizo, Nokia lo hizo”, dijo Gaibor en entrevista, al repasar los últimos años de la compañía a nivel global.

En octubre del 2013, se dio a conocer que HTC suspendió una de sus principales líneas de manufac­tura, lo que representaba en esos momentos una quinta parte de su capacidad total, en este mismo movimiento HTC fusionó la línea de producción de dos centros en una, reduciendo su capacidad por un mi­llón de teléfonos al mes.

La noticia no pudo ser contenida debido a que los reportes trimestra­les de la compañía la mantenían en la mira.

En el cuarto trimestre de 2012 la ganancia neta de HTC cayó 91% y el mensaje fue claro: en el año 2013 vendría la respuesta de la gigante taiwanesa.

Desde su lanzamiento, en 2013, el HTC One tuvo complicaciones, esto de acuerdo con la compañía, se debió a que el stock fue insuficiente para la demanda global y faltaban componentes para su manufactura.

“Tenemos que trabajar duro para hacer frente a esa demanda”, dijo Peter Chou, el entonces CEO de la firma.

Pero los esfuerzos fueron en vano. En el primer trimestre del 2013 la compañía registró otra caída en sus beneficios netos, esta vez de 98% y nunca se dio a cono­cer cuántos dispositivos del HTC One se habían vendido durante su lanzamiento.

A México, el dispositivo insig­nia de HTC llegó ocho meses des­pués, lo que le impidió aprovechar la ola de expectativas que había levantado el nuevo smartphone con cubierta de aluminio.

Esto no ayudó a las ventas en el país que habían elegido como entrada a América Latina, lo que los llevó a ajustar su estrategia y a tomar el control de la compañía desde Miami, Florida y dejar la operación a un distribuidor local.

“HTC nunca salió de México. Esos fueron rumores”, aclara el vicepresidente de HTC para América Latina.

Para Ricardo Gaibor, quien tomó el cargo en HTC en abril de 2014, la compañía se encuentra en el mercado más competitivo de todo el mundo: el de los smartphones.

“¡Porque es muy sexy!, estás vendiendo un producto que la gen­te utiliza todos los días y sin el cual no sale de sus casas, esa es la batalla de las grandes marcas”, detalla el directivo al explicar que es un mer­cado difícil, al cual pretendieron manejar desde otro país.

“Es duro, sí es duro, en este país o en otro, nosotros nunca nos sali­mos de aquí, pero creo que aprendi­mos una gran lección: nosotros no podemos manejar nuestro negocio en México desde Miami, ¿Ok?”.

Actualmente HTC tiene aproxi­madamente el 2% del mercado de dispositivos móviles en México.

De acuerdo con la consultora GFK, Latinoamérica fue la región del mundo en la que más crecieron las ventas de smartphones duran­te el 2014, con un 59% de incremento respecto al 2013. Dentro de dicha región, el país con mayor cantidad de usuarios de dichos aparatos es Brasil con 38.8 millones, seguido de México con 28.7 millones.

Durante el año 2014 la firma de consultoría IDC reportó que iOS y Android eran las plataformas que acaparaban el 96.3% del mercado a nivel global, iOS por la venta de los dos nuevos dispositivos de Apple, cuyo iPhone 6 lideró las ventas en gama alta y iPhone 6 Plus del rubro de phablets. Para Android, el contrapeso para hacer frente a esta competencia no fue Samsung, debido a su crecimiento “plano” durante los últimos dos trimestres, sino marcas como Huawei, Xiaomi, Lenovo, ZTE y LG.

A pesar de los resultados ne­gativos, la estrategia de reducción de costos parece estar generando mayor estabilidad en la compañía, que en los últimos dos trimestres ha reportado cifras positivas al merca­do. En el primer trimestre del 2015, HTC presentó una ganancia neta de 11.6 millones de dólares, superando las expectativas de los analistas.

Sin embargo, la compañía sigue siendo cautelosa, incluso en su operación en el país. “No espera­mos conquistar a México, estamos aprendiendo”, dice Gaibor.

 

Siguientes artículos

Grecia caerá en impago si no llega a un acuerdo: Lagarde
Por

La directora gerente del organismo dijo que es crítico que Grecia implemente una reforma a su sistema de pensiones para...