Reuters.- Huawei Technologies anunciará el jueves una demanda contra Estados Unidos, en un endurecimiento de su respuesta a una campaña que busca cerrarle el acceso a los mercados occidentales por temor a que el gobierno de China pueda usar sus equipos de telecomunicaciones para espionaje.

La compañía privada ha lanzado en los últimos dos meses una ofensiva legal y de relaciones públicas, mientras Washington presiona a sus aliados para que descarten a Huawei cuando construyan sus redes móviles de quinta generación (5G), centrándose en una ley china de 2017 que exige que las empresas cooperen con su red nacional de inteligencia.

El fundador y presidente ejecutivo, Ren Zhengfei, ha dijo que Huawei, el mayor fabricante mundial de equipamiento de telecomunicaciones, nunca ha compartido y nunca compartirá datos con el gobierno de China.

Lee también: Huawei reta a Estados Unidos: no podrá aplastarnos

Unos 10 periodistas de alto rango de Reuters han sido contactados recientemente por reclutadores de Huawei para ofrecerles trabajos de relaciones públicas, algunos con sueldos de 200,000 dólares anuales. Esas contrataciones fortalecerían su equipo de prensa internacional, justo cuando reestructura su departamento de asuntos corporativos.

En respuesta a una consulta de Reuters, el vicepresidente de comunicaciones Joe Kelly dijo que Huawei está contratando gente, pero no más que lo normal, para ocupar cargos donde se ha asignado a personas en el extranjero. Él no confirmó los sueldos que fueron señalados por los reclutadores de talento.

Respuesta

La acción legal prevista y la campaña de relaciones públicas se comparan con una respuesta más moderada en diciembre, cuando la empresa enfatizó su “confianza en la justicia” luego de que su directora de finanzas, Sabrina Meng Wanzhou, fue arrestada en Vancouver por petición de Estados Unidos.

Washington ha acusado de Meng, hija de Ren, de fraude bancario y electrónico relacionado a violaciones de las sanciones comerciales impuestas a Irán.

La demanda de Huawei, reportada inicialmente el lunes por el diario The New York Times, se conoce luego de la noticia de que Meng va a demandar al gobierno de Canadá por errores procesales en su arresto.

Días antes, Canadá autorizó una audiencia para una solicitud de extradición, lo que aplastó las esperanzas de China de que rechazara la petición basándose en que el arresto de Meng tuvo motivaciones políticas.

El caso ha tensado las relaciones con China, que esta semana acusó de robar secretos de estado a dos canadienses arrestados, en una medida considerada como una represalia por el arresto de Meng.

No te pierdas: MWC2019 | Huawei presenta el Mate X, su primer teléfono flexible

 

Siguientes artículos

Nuevas rutas internacionales impulsan tráfico de pasajeros de Interjet
Por

Finalizado el segundo mes del año, movilizó 299,610 pasajeros, lo que se tradujo en un incremento de 30% con respecto al...