Por Israel López / Enviado

SHENZHEN, China. En los últimos 12 años, Huawei ha estado en el tránsito de ser una empresa enfocada en las telecomunicaciones, a una que muestra una cara pública de creadora y vendedora de teléfonos inteligentes. Ante todo, la empresa es el tercer fabricante a escala mundial, por detrás de Samsung y Apple, y se encuentra en la batalla por el segmento de teléfonos de gama alta.

En 2016, las ganancias de esta empresa china ascendieron a 74,600 millones de dólares (mdd), los cuales provinieron de sus tres grandes divisiones: Operadores, que aportó 42,400 mdd o 55.7% de los ingresos; Consumo, 26,300 mdd o 34.5%, y Servicios Empresariales, con ingresos por 5,900 mdd o 7.8% de la facturación.

La división de Consumo es la responsable del desarrollo de los smartphones, laptops, tablets y wearables, mientras que Operadores y Servicios Empresariales se encargan del desarrollo de soluciones de tecnologías de información y comunicación.

PUBLICIDAD

Si bien Consumer Business Group (CBG) no es la principal división de Huawei, es la que crecer más rápido, con un repunte de 43.6%, de acuerdo con su Reporte Anual 2016.

Huawei presume que su esencia es, justamente, la comunicación: “Conectamos a un tercio de la población mundial con nuestras soluciones de conectividad”, es el mensaje que se repite en voz de diferentes directivos, encabezados por Jim Xu, vicepresidente de Marketing y Servicio de Ventas de Huawei CBG, y Tyrone Liu, CEO de Huawei CBG en Latinoamérica. Y lo repiten en presentaciones con periodistas latinoamericanos en el campus de Huawei en la ciudad china de Shenzhen, donde se ubican sus oficinas centrales.

En 2005, con ganancias menores a 8,000 mdd, comenzó el crecimiento exponencial de esta compañía.

Ha dado prioridad a la Investigación y Desarrollo (I+D). En los últimos 10 años, ha destinado a este rubro 45,000 mdd (alrededor de 10% de sus utilidades), lo que la coloca como la novena empresa a escala global en este campo, de acuerdo con un análisis de PwC. De hecho, 45% de sus 180,000 empleados se dedica por completo a I+D.

 

No tenemos un gurú

En enero de 2007, Steve Jobs cambió para siempre la industria de la tecnología de consumo al presentar al mundo el primer iPhone, un producto que definió como revolucionario y cuya configuración fue supervisada por él mismo hasta el último detalle.

A esas alturas, Jobs ya había definido por completo su estilo frente a las masas. La presentación del iPhone no era la primera, ya había hecho lanzamientos públicos antes, incluyendo los de las iMac o el iPod. Desde antes de 2007, el fundador de Apple ya se uniformaba con su icónica playera negra de cuello de tortuga y sus jeans, pero, a partir de ese año, con cada presentación de Jobs, el mundo volteaba a verlo para descubrir las novedades de su teléfono o conocer nuevos productos, como el iPad o el Apple Watch.

Sobran los testimonios de colaboradores de Jobs que relatan su carácter perfeccionista hasta el extremo, con el cual controlaba el desarrollo de sus dispositivos.

Te puede interesar: Huawei sube la apuesta por la Inteligencia Artificial con el Mate 10

Jim Xu, vicepresidente de Marketing y Servicio de Ventas de Huawei CBG. Foto: Huawei.

A la fecha, a seis años del deceso de Jobs, Apple se esfuerza por conservar la identidad que le imprimió su fundador; incluso, semanas atrás, en la presentación de sus más recientes teléfonos, estrenó el Auditorio “Steve Jobs”.

Apple es, actualmente, el segundo mayor fabricante de smartphones en el mundo, por detrás de Samsung, pero, a pesar de haber definido un segmento, le sigue de cerca una compañía con una estrategia diametralmente opuesta.

Fundada en China hace 30 años, con una inversión de 5,600 dólares, Huawei presume, hoy en día, un modelo de conocimiento colectivo, “no un modelo de gurús”.

Una primera prueba de esto es la ausencia de un CEO fijo. “Huawei rota a su CEO cada seis meses para mantenerse fresco”, explicó Ada Xu, directora global de Relaciones Públicas de la división Consumer Business de la compañía.

Tres personas se turnan la presidencia: Guo Ping, Hu Houkun (o Ken Hu) y Xu Zhijun (o Eric Xu). Durante el tiempo en el que cada uno no es CEO, ocupa otro cargo directivo en la empresa.

Aunado a esto, si bien Huawei es una empresa privada, su fundador, Ren Zhengfei, sólo posee 1% de la propiedad, y el 99% restante está en manos de más de 80,000 empleados, los cuales tienen acceso a una especie de acciones, dependiendo de su antigüedad y desempeño.

“Al ser una compañía privada, nos podemos enfocar y comprometer con la tecnología e innovación significativas, sin presiones trimestrales de corto plazo, sin tener que entregar ganancias a inversionistas”, abundó Xu.

La filosofía administrativa de Huawei se fundamenta en ser una “colmena global de innovación”. Ésta se traduce en una empresa “glocal”, que combina una estrategia global con conocimiento local.

Para el caso de la división de CBG, esa filosofía llevó a la compañía china a construir 15 centros dedicados a la investigación y desarrollo a escala mundial, cada uno pensado para aprovechar las especialidades que cada país tiene para incorporarlas a la empresa.

Por ejemplo, en Japón tiene un centro de investigación y, en Rusia, uno de algoritmos; en Estados Unidos tiene un centro de tecnología 5G y también un centro de diseño de UX (experiencia de usuario); en Francia cuenta con uno de investigación estética y, en Reino Unido, uno de diseño.

Te puede interesar: Huawei supera a Apple en ventas globales de smartphones

Los nuevos teléfonos de Huawei poseen la primera solución de Inteligencia Artificial móvil del mundo, pues la llevan en el interior, en su Unidad de Procesamiento Neural (Neural Processor Unit, NPU) y no requiere conectarse a ningún servidor. Foto: Cao Jia/Huawei

Además, para aportar elementos específicos a sus smartphones, se han buscado alianzas con otras compañías líderes en otros ramos.

“Nuestros dispositivos son creados por medio de la unión del talento local y la participación de socios estratégicos, como Google, Harman Kardon, Pantone, Intel, Microsoft y Leica”, señala Xu.

De esta forma, marcas como Pantone han participado en la selección de colores de nuevos teléfonos Huawei, mientras que Leica ha desarrollado de forma conjunta los lentes de las cámaras de los dispositivos.

Intel y Microsoft intervienen en el uso de los procesadores y el sistema operativo que emplea Huawei en dispositivos de pantalla grande.

Otras marcas con las que también se tiene algún tipo de colaboración son Amazon, Audi, ARM, Porsche Design, Daydream y Dolby.

Los directivos de Huawei aseguran que la compañía es capaz de reconocer que no es líder en algún sector y luego ir a buscar a quien sí lo es para pedir su colaboración.

 

Inteligencia artificial

La inversión en investigación llevó a la empresa a crear sus propios “cerebros” para smartphones y a innovar con ellos.

De esta forma, desarrolló los chips de la línea Kirin. El más reciente, el Kirin 970, incorporado en el recién presentado Mate 10, es el primero en integrar Inteligencia Artificial en el propio dispositivo, explicó Jim Xu, vicepresidente de Marketing de Huawei CBG.

El uso de Inteligencia Artificial ya está presente en dispositivos de otras marcas, pero, para funcionar, requieren de una conexión a internet, a la nube, tal como los asistentes de Apple y Google: Siri y Google Assistant. A diferencia de éstos, los nuevos teléfonos de Huawei poseen la primera solución de Inteligencia Artificial móvil del mundo, pues la llevan en el interior, en su Unidad de Procesamiento Neural (Neural Processor Unit, NPU) y no requiere conectarse a ningún servidor.

Te puede interesar: Huawei: la primera marca global China

En los últimos 10 años, Huawei ha destinado a I+D 45,000 mdd (alrededor de 10% de sus utilidades), lo que la coloca como la novena empresa a escala global en este campo, de acuerdo con PwC. Foto: LuoXuemin/Huawei

Otra particularidad de cómo la empresa china busca aprovechar la Inteligencia Artificial es que no lo hará para tener algún contacto con el usuario, sino para hacer más eficiente el rendimiento del dispositivo y extenderlo por más tiempo; de modo que, según Xu, los móviles funcionarán igual de rápido al momento de su compra que 18 meses después, algo con lo que la compañía empezó a experimentar en 2016, con el Mate 9.

Ese rendimiento cercano al ideal energético se debe a que la Inteligencia Artificial optimizará rubros como el desempeño y la eficiencia energética, al aprender los patrones de uso que el usuario dé al móvil a lo largo del tiempo.

 

En pos del mercado premium

Con sus apuestas de smartphones, Huawei ha alcanzado un crecimiento en su participación en el segmento premium del mercado a escala mundial, el cual pasó de 5.8%, en el segundo trimestre de 2016, a 14%, en el segundo trimestre del año actual.

Los envíos de dispositivos de Huawei alrededor del mundo han crecido exponencialmente, de 108 millones de unidades en 2015, a 139 millones en 2016, lo cual representa un aumento de 29%, que contrasta con el 3% que registró la industria en general, de acuerdo con cifras ofrecidas por la compañía.

En China, de 2015 a la fecha, Huawei ha multiplicado sus ventas y ha pasado de captar el 12% del mercado, a 23%. En contraste, Samsung pasó de tener 10% del mercado, a 2%.

Tyrone Liu, CEO de Huawei Cosumer Business Group en Latinoamérica, destaca que esta región es prioritaria para la empresa y esperan replicar el crecimiento exponencial que han tenido en su país natal.

Actualmente, la compañía tiene 12% de participación en el mercado latinoamericano, con ventas de móviles de gamas de entrada media y alta, con la acotación de que esta última categoría se está convirtiendo en su prioridad, lo que explica que México sea el primer país de la región donde introducirá el Mate 10 este 2017.

En el país han registrado un crecimiento significativo en dos años, en los cuales llegaron a 8% de participación de mercado y su reconocimiento de marca llegó a 87%, en contraste con el 37% que tenía en 2014, gracias a estrategias como el patrocinio del club de futbol América, uno de los más populares del país.

Al ser cuestionado por Forbes México sobre si considera que en nuestro país hay un estigma de mala calidad hacia los productos chinos, Liu reconoció que, tanto en México como en toda América Latina, Huawei enfrenta esa percepción. Ante esto, el plan es justamente impulsar sus teléfonos de gama alta, como el Mate 10 y el P10, a fin de brincar las mejores experiencias a sus consumidores.

Foto: Franckreporter/Getty images.

Así es el primer teléfono con inteligencia artificial integrada

El mate 10 conjuga los desarrollos de hardware y software de Huawei en un único equipo de gama alta.

Por Arturo Solís / Enviado

MUNICH, Alemania. Huawei presentó su nueva línea Mate 10 Series, que se apoya en el procesador Kirin 970, que permite reconocer objetos, personas y texto, y aprende y se adapta a las necesidades de los usuarios con el paso del tiempo, detalló Richard Yu, CEO de la división Consumer Business Group, durante su lanzamiento.

El equipo combina la tecnología propietaria de Huawei, como su procesador Kirin o la interfaz de usuario EMUI (que usa como capa de personalización del sistema operativo Android de Google y que le permite tener un mayor control de la integración entre hardware y software), con desarrollos de terceros, como una cámara dual creada por Leica o una app desarrollada por Microsoft para el reconocimiento de texto en tiempo real.

La compañía espera vender entre 3 y 4 millones de unidades fuera de China.

“México es uno de los mercados más grandes. Esperamos vender 250,000 unidades del Mate 10”, dijo el presidente de Ventas y Marketing para el Negocio de Consumo de Huawei, Jim Xiu, a Forbes México.

La apuesta por América Latina es de medio millón de unidades porque el precio, que va de los 699 euros (unos 822 dólares) hasta los 799 (940 dólares), resulta menos accesible para algunos países de la región.

En México, la firma china pasó del segmento de “otros fabricantes”, a ocupar la sexta posición del mercado mexicano con 4.4%, superando a jugadores como Nokia y Sony, y sólo por debajo de gigantes como Samsung, LG, Apple, Motorola y Alcatel, de acuerdo con cifras de The Competitive Intelligence Unit.

 

Siguientes artículos

amazon-video-apple-tv
Amazon Prime Video ahora está disponible en Apple TV
Por

La aplicación de video de la gigante minorista online ya está disponible para este dispositivo de Apple.