Reuters.- María, el cuarto huracán importante de la temporada del Atlántico, se fortaleció en una tormenta categoría 5 y azotó a la pequeña isla de Dominica en el Caribe y probablemente llevará fuertes vientos y lluvias torrenciales más tarde en la semana a las Islas Vírgenes estadounidenses y Puerto Rico.

Actualización | María se dirige a Puerto Rico e Islas Vírgenes tras devastar Dominica

María llegó a la categoría más alta en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzaron los 215 kilómetros por hora, con ráfagas de mayor velocidad, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Menos de 90 minutos después, el centro de la tormenta, descrito por el CNH como “potencialmente catastrófico”, pasó casi directamente sobre Dominica, en una trayectoria que lo llevaría sobre Puerto Rico el miércoles, según los últimos boletines de la agencia.

PUBLICIDAD

No había ninguna información inmediata sobre el destino de Dominica, una antigua colonia británica que alberga a 72,000 personas en el Caribe oriental, a medio camino entre las islas francesas de Guadalupe, al norte y Martinica, al sur.

Pero el primer ministro Roosevelt Skerrit, en un mensaje en Facebook publicado en torno al momento en que María tocó tierra, dijo que la tormenta voló el techo de su casa y añadió: “Estoy a la merced del huracán. La casa se está inundando”. Luego añadió, “He sido rescatado”.

Millones de personas más en las Islas Vírgenes y Puerto Rico tienen otro día o dos para prepararse para la llegada de la tormenta.

Lee también: Éstos son los daños que han dejado a su paso “Harvey” e “Irma”

Si María conserva su fuerza, sería el huracán más poderoso que golpea a Puerto Rico en 85 años, cuando una tormenta categoría 4 barrió el territorio en 1932, dijo el portavoz del CNH Dennis Feltgen.

El último gran huracán que golpeó directamente a Puerto Rico fue Georges, que tocó tierra allí como una tormenta categoría 3, agregó.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, instó a los residentes de la isla a que se preparen para la llegada de la tormenta, diciendo: “Es hora de buscar refugio con un miembro de la familia, un amigo o en un refugio estatal”.

Dos semanas atrás Puerto Rico evitó un impacto directo del huracán Irma, que alcanzó una categoría 5 y clasifica como la tormenta más poderosa del Atlántico desde que hay registros.

El gobernador de las Islas Vírgenes estadounidenses, Kenneth Mapp, dijo que María debía pasar la madrugada del miércoles a 16 kilómetros de la isla de St. Croix, que escapó de la furia de Irma el 6 de septiembre y alberga alrededor de 55,000 residentes, aproximadamente la mitad de la población total del territorio.

Los habitantes de algunas islas huyeron antes de la llegada de Beth Tamplin Jones, de 45 años, quien resistió el huracán Irma este mes en el almacén de la casa de una amiga en St. John, en las Islas Vírgenes estadounidenses, prefirió mantenerse alejada del área esta vez.

“Estamos en el paso de los huracanes, de modo que hemos tenido otras tormentas, pero nada como esto”, dijo Jones, quien la semana pasada fue evacuada desde St. John a Puerto Rico y luego tomó un vuelo hasta Atlanta, donde planeaba quedarse hasta que María se disipe.

 

Siguientes artículos

No puede haber crecimiento sin estabilidad: Meade
Por

México ha crecido 25% más en los últimos seis años, dijo el titular de Hacienda.