El huracán Newton dejó un saldo blanco tras su paso por costas mexicanas y solo causó daños menores en infraestructura, informó el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La noche del 5 de septiembre, Newton abandonó la categoría de tormenta tropical y se convirtió en ciclón categoría uno, a unas horas de entrar en territorio mexicano, donde las entidades más afectadas serían Baja California Sur,  Sonora, Sinaloa y Nayarit.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) prevé tormentas intensas y torrenciales en la península de Baja California, Sonora y Sinaloa.

En Los Cabos, principal destino turístico al norte de México, 14,000 turistas permanecían varados ante la suspensión de aerolíneas como Volaris, que suspendieron sus vuelos ante el huracán, reportó el diario El País.

 

Siguientes artículos

Iniciativa privada estima en 300,000 mdp recorte al presupuesto
Por

El Consejo Coordinarod Empresarial dijo que en el gasto público debe haber un recorte de entre 200 ,000 y 300,000 millon...