En la “tercera plataforma” está el futuro de IBM, asegura su vicepresidente para América Latina, James Rutledge.

 

Por Manuel Grajales

 

PUBLICIDAD

Aquellos nacidos en la década de 1970 recordarán,comouna vaga imagen de lainfancia, que los diversosfabricantes de computadoras agregabanen sus anuncios publicitarios la leyenda“Compatible con IBM”. Eran algo así como una especie de clon de la PC inventada por esta compañía, allá por 1981.

Sólo una década después de haberlo hecho, la firma estadounidense supo que el futuro de los negocios en la industria de las tecnologías de la información no estaría en la electrónica de consumo e inició un sistemático esfuerzo por transformar sus operaciones. Su diversificación es tal que resulta difícil decir cuál es su core business. Algunos directivos de la compañía han asegurado que “los IBMistas trabajan por un mundo mejor”. Comentan, es una frase más esclarecedora y atractiva que definirla como una compañía de software y servicios.

Bajo esta premisa, la organización llegó a Costa Rica hace más de 10 años. Su primera aproximación fue a través del establecimiento de un Centro de Transformación de Negocios, enfocado en la administración de procesos de recursos humanos mediante outsourcing. Esta aventura poco a poco se ha ido diversificando a las cuatro torres de servicio que ofrece en sus divisiones de Global Process Services, Supply Chain Management, Servicios Compartidos y más recientemente Outsourcing de Tecnologías de la Información (TI).

“A través del IBM Costa Rica Delivery Center esperamos transformar, apalancar el talento y continuar creciendo en este país”, explica James Rutledge, vicepresidente ara Latinoamérica de IBM.

 

Ahora que algunas compañías del sector de TI han decidido salir de Costa Rica, ¿qué ventajas encuentra IBM para mantener su operación en el país?

Nosotros seleccionamos a Costa Rica por la fuerte alianza del sector público-privado con el estado y la ciudad, un modelo competitivo de negocios, una economía estable y segura, así como por el talento y las habilidades que esta nación ofrece. Ejemplo de ello es el centro de entrega de IBM, el cual atiende a clientes de los sectores industrial, logístico, financiero, público, de salud y de comunicaciones, desde Canadá hasta Sudamérica; haciéndolo además en cuatro idiomas: español, inglés, francés y portugués.

 

La era de Las disrupciones

“Latinoamérica será una continua historia de éxito”, resalta James Rutledge, quien asegura que tienen un portafolio muy diversificado y buenas oportunidades de crecimiento.

 

─ ¿Cuáles son las áreas de negocio más importantes para la compañía en américa Latina?

Además de los mercados tradicionales como el desarrollo de hardware y software, esperamos un fuerte crecimiento en otras áreas, por ello estamos diversificando el portafolio y fortaleciendo nuestras habilidades para ser partícipes de tecnologías disruptivas como cloud computing, big data, servicios de movilidad, social business y ciberguridad.

La irrupción de la llamada “cuarta plataforma” está transformando la forma de hacer negocios en muchas empresas a nivel mundial, Latinoamérica no es la excepción. Estas tecnologías están cambiando la arena global de los negocios y la sociedad, además de empoderar a la gente a través del conocimiento para cambiar sus expectativas.

Recientemente IBM presentó BlueMix, una plataforma de soluciones basada en la nube para abrir su cartera completa de software empresarial como son los servicios de middleware, con el objetivo de conectar con seguridad las aplicaciones de los clientes con los sistemas de la empresa como finanzas, inventario, recursos humanos, etcétera.

De esta forma, la compañía estadounidense planea seguir fortaleciendo su presencia en la región de Centro y Sudamérica.

ibm1

Foto: Ezequiel Becerra

 

Siguientes artículos

Argentina: ¿se avecina una nueva crisis?
Por

La amenaza de un posible incumplimiento de pagos vuelve a rondar  a Argentina en un momento en que su economía sufre los...