La empresa invertirá 1,200 millones de dólares para abrir 40 centros de datos en el mundo dedicados a brindar soluciones en la nube, seis de ellos, en el primer trimestre del año.

 

IBM, una de las empresas líderes en soluciones de software, informó que invertirá 1,200 millones de dólares en la construcción de 40 centros de datos en el mismo número de ciudades del mundo para expandir su capacidad de ofrecer servicios en la nube a negocios de todos tamaños.

De esos 40 centros, seis serán construidos en el primer trimestre del año y ya tienen coordenadas definidas, la Ciudad de México recibirá a uno de ellos, las plantas restantes estarán ubicadas en Hong Kong, Dallas, Washington, Londres y Sídney.

PUBLICIDAD

Para conocer más sobre los planes de la compañía, Forbes México platicó con  Salvador Martínez Vidal, director y gerente general de IBM México y Arturo Blanco, líder de servicios de cloud computing, esto fue lo que nos contaron.

La gran inversión de 1,200 millones de dólares, la cual se concretará en su totalidad en 2014, obedece a la necesidad de responder a un mercado que demanda cada vez más soluciones de virtualización. “Hay mercados que creas, como el de la PC, no existía, la lanzamos y aquello explotó; hay otros mercados que capturas, estás ahí, ofreces un modelo diferente y te lo llevas; por otra parte hay otros mercados que se van desarrollando y si tienes la visión puedes ir capturándolo, eso es lo que está ocurriendo con el cloud computing”, reconoce Martínez.

La nube no es un concepto nuevo pero actualmente goza de enorme popularidad. Martínez advierte que la adopción de la tecnología es promovida, curiosamente, por áreas no tradicionales, como Mercadotecnia. Históricamente el cambio tecnológico era motivado por el área de Sistemas, pero ahora el departamento de marketing dice “’yo quiero eso’, ahí hay una cantidad de información enorme y a mí me puede dar una ventaja competitiva, yo quiero la tecnología que me permita procesar la información, tener insights, atender a mis clientes”.

Son entonces los directores generales de mercadotecnia los que están encabezando la ola, tecnología va detrás.

 

Inversión, por las nubes

Esta inversión se suma a los 2,000 mdd que la compañía desembolsó en 2013 para adquiriri Softlayer , una empresa de soluciones en cloud computing, así como al impulso que da al área de investigación y desarrollo. Martínez señala que sólo en ese ámbito la empresa tiene más de 6,000 patentes registradas y dedican a buena parte de sus ingenieros a esa división del negocio..

El anuncio realizado hoy, refiere Martínez, es un primer paso, “lo que nos da este centro es la infraestructura, tenemos más de 140 aplicaciones montadas que nuestros clientes pueden usar no comprando la aplicación, sino pagando un servicio”.

Martínez refiere además la apertura del IBM Watson Group, anunciada la semana pasada, como un hito en la historia de la compañía. Y no es para menos, la nueva división tiene a un tercio de los ingenieros de la compañía en el desarrollo de la tecnología que permita a la súper computadora realizar funciones casi humanas.

“Por el momento Watson puede revisar grandes cantidades de datos y buscar una respuesta, pero le estamos dotando de mayores capacidades para que no sólo pueda escuchar y hablar, también pueda hablar y expresarse visualmente y, con el tiempo, no sea solamente una gran máquina de contestar cosas, sino que empiece a tener ciertas capacidades de razonamiento, que sea capaz de advertir que hay modelos en los datos, de responder preguntas que no se le han hecho”, afirma Salvador.

El IBM Watson Group, junto a la inversión del cómputo en la nube, manda una clara señal de que la empresa está alineando todo su arsenal a brindar soluciones de virtualización para las empresas del mundo.

“Vamos a acercar la capacidad de dar el servicio a los clientes”, asegura Martínez. Si bien es cierto que el servicio puede brindarse desde cualquier parte del mundo, “hay a veces factores legales (algunos países no permiten que sus datos salgan del país) y psicológicos (los usuarios se sienten más cómodos sabiendo que los servidores están cerca)”, detalla.

 

Clientes de todos tamaños

En la opinión de Salvador Martínez, la adopción vendrá más rápido de las empresas pequeñas y medianas, que de las empresas grandes, porque las grandes, un banco, por ejemplo, empezará a abrazar esta tecnología montando sus propias nubes, serán autogestivos.

“Las empresas pequeñas o medianas tienen dificultades para contar con un CIO de nivel adecuado, para tener a los técnicos necesarios, los servidores ocupados, la última versión de los sistemas operativos, etcétera”, reconoce, a ellos la oferta en la nube les supone un cambio radical en la forma en la que pueden administrar sus sistemas, y una reducción considerable de costos de operación.

“Con la oferta que tenemos ahora puedes empezar a hacer transacciones desde los 2,000 dólares. Tan fácil como entrar a la página de Softlayer, tener un mes de prueba y si te convence, puedes contratar por miles de dólares o pocos”, sostiene.

Nuestro portafolio estaba configurado hasta ahora para atender a empresas medianas y grandes, pero ahora la extendemos hasta las pequeñas, y yo creo que va a empezar por ahí.

La idea, afirma, es que en el futuro las empresas no sólo contratarán el hardware como servicio o el software, sino que cada vez más contratarán subprocesos como servicio y que habrá una serie de proveedores que tengan servicios estandarizados y unos conectores para servicios de manera que el cliente pueda engancharlos en sus procesos.

Por su parte, Arturo Blanco, líder de servicios de cloud computing, detalla que el precio de salida de las soluciones en la nube es de 50 dólares por mes, por usuario.

“Para una startup es una perfecta herramienta con la cual podrá montar un servicio y montar un RP, un CRM, un content manager, una universidad en línea o capacitación en línea, lo que estén buscando”, todo a un bajo costo que pueda dotar de un mayor valor a su negocio.

La principal oferta de cómputo en la nube que tiene IBM es infraestructura como servicio (gracias a la capacidad de Softlayer) y de plataforma como servicio, los cuales pueden sumarse a las soluciones de colaboración que ofrece la empresa, todo con un pago sólo por la licencia o el asiento del usuario. “Ya no hay una renta mensual ni cuotas anuales de mantenimiento, sólo pagas por el servicio”, afirmó Blanco.

 

Siguientes artículos

Wall Street y BMV cierran con ganancias
Por

El  índice Dow Jones ganó 0.45%, Standard & Poor’s 500 subió  0.53%, mientras que  el índice Nasdaq Composite...