Con un retorno de 10.7%, el fondo del inversionista activista más famoso de la actualidad no sólo recuperó lo perdido en los primeros tres meses del año, sino que superó por mucho a la bolsa y a la competencia.

 

Por Nathan Vardi

 

PUBLICIDAD

Con su etiqueta de inversionista activista tan popular como siempre, Carl Icahn ha estado superando los índices bursátiles y a la gran mayoría de los gestores de fondos de riesgo durante los últimos cinco años. Y lo está haciendo de nuevo en 2014.

Después de un duro primer trimestre, cuando el fondo de inversión de Icahn –que usa para apostar por acciones con su propio dinero y el dinero que pertenece a sus Icahn Enterprises– cayó 0.4%, Icahn se recuperó a lo grande en la primavera. El fondo devolvió 10.7% en el segundo trimestre, dijo recientemente en una conferencia telefónica Sunghwan Cho, director financiero de Icahn Enterprises.

El fondo de inversión de Icahn terminó el primer semestre de 2014 con un retorno de inversión de 10.2%. Esa cifra es mucho mejor que el 6.05% de Standard & Poor’s 500. También aplastó al fondo de inversión promedio, que devolvió 3.2% hasta junio de este año, según HFR.

En el segundo trimestre, el fondo de inversión de Icahn fue impulsado por su gran posición en Apple, que vio un aumento de 21% en sus acciones entre finales de marzo y finales de junio. Icahn aumentó su ya de por sí gran apuesta en Apple cuando sus acciones cayeron hasta 72 dólares al finales de enero, con la compra de 500 millones de títulos más. La acción ahora cambia de manos por 94 dólares. Apple es, por mucho, la posición más grande de Icahn. Su fondo de inversión también se benefició en el segundo trimestre de su participación en Chesapeake Energy, una empresa cuya dirección ha cambiado de manera significativa gracias a Icahn, que ayudó a sacar a su CEO fundador, Aubrey McClendon.

El historial de Icahn en los últimos años es aún más impresionante debido a que su cartera ha sido, en gran medida, arriesgada, una manera de refutar la noción difundida por algunos defensores de fondos de cobertura que han argumentado que no es razonable que las carteras cubiertas de forma adecuada se mantengan al día con el gran repunte del mercado de valores de los últimos años. “Estamos muy contentos con estos rendimientos, dado el impacto negativo que nuestras actividades de cobertura han tenido en el rendimiento”, dijo el representante de Icahn, Keith Cozza, en la reciente conferencia telefónica.

En la superficie, Icahn ha hecho un par de cosas buenas y malas que han incidido hasta ahora en su cartera. La buena: Icahn reveló una participación de 9.4% en Family Dollar Stores en junio, y en julio acordó ser comprada por Dollar Tree por 8,500 millones. La mala: Herbalife. Icahn es el mayor accionista de la empresa que está bajo asalto del fondo de cobertura del multimillonario Bill Ackman. La compañía reportó sus resultados del segundo trimestre en julio, y sus acciones han caído 20% desde el 30 de junio.

 

Siguientes artículos

Ya se acabaron las reformas
Por

Once reformas en total desfilaron por el Poder Legislativo y se aprobaron. ¿Y ahora qué?     Puede gustarnos o...