Por Melanie Amaya*

El año está por terminar y muchos jefes están reuniéndose con sus colaboradores para evaluar el desempeño de su equipo en este periodo. 

Un buen líder, además de evaluar y retroalimentar a sus colaboradores, se mira a sí mismo porque comprende que el éxito de su equipo está determinado por la calidad de su liderazgo. 

Si quieres evaluar qué tan efectivo fue tu liderazgo este año; identificar dónde están tus fortalezas como líder, y comprender en qué aspectos debes mejorar para ser un mejor líder en el 2020, te invitamos a reflexionar y autoevaluar qué tanto has desarrollado tus habilidades de liderazgo:

  1. Capacidad para regular tus emociones:
    Un buen líder no solo es consciente de lo que está sintiendo, sino que comprende cómo sus creencias y pensamientos impactan su estado emocional, decisiones, acciones y por lo tanto sus resultados. Es capaz de tomar perspectiva y evaluar la utilidad de sus pensamientos. Hace una pausa en momentos de estrés, preocupación y frustración, para gestionar sus emociones y actuar con justicia, efectividad y asertividad.
  2. Capacidad para comunicarte asertivamente:
    Cuando un líder desarrolla su inteligencia emocional, le es mucho más fácil comunicarse asertivamente, lo cual implica escuchar activamente y expresarse de forma directa, clara, honesta, respetuosa, empática, amable, firme y tranquila. Por el contrario, los jefes que caen en la comunicación pasiva, agresiva o pasivo-agresiva, generan un impacto negativo en su equipo y en los resultados.
  3. Capacidad para relacionarte constructivamente con tu equipo:
    ¿Cuánto tiempo dedicaste a conocer a tus colaboradores y entender qué es importante para ellos? Si quieres construir relaciones de lealtad y motivar, primero debes ganarte la confianza de tu equipo, lo cual implica demostrar un interés genuino por su bienestar; ayudar a tus colaboradores a alcanzar sus metas y hacer frente a sus dificultades; tratarlos con amabilidad, aprecio y empatía, y liderar con el ejemplo.
  4. Capacidad para facilitar el aprendizaje de tus colaboradores:
    Muchos de los estudios de liderazgo más reconocidos en los últimos años, demuestran que la habilidad más importante que un líder debe desarrollar hoy en día es su capacidad para actuar como un coach. Un líder coach sabe cómo facilitar el desarrollo de su equipo y ayudarlo a aprender, crecer y ser creativo y recursivo para producir los resultados deseados.
  5. Capacidad para gerenciar:
    Si bien ser gerente no te hace líder y gerenciar no es lo mismo que liderar, las habilidades de gestión son muy importantes cuando lideramos a otros. Qué tan efectivo eres al manejar el tiempo, tomar decisiones, adaptarte a los cambios y ser resiliente e innovador, impactará la calidad de tu liderazgo.
  6. Capacidad para alcanzar metas:
    Si realmente has desarrollado todas las habilidades anteriormente mencionadas, con seguridad sabrás cómo cumplir con los objetivos que te propones. Terminarás el año con una sensación de satisfacción, porque te has transformado en la mejor versión de ti mismo; has producido los resultados que te has propuesto, y has alcanzado tus metas y ayudado a tus colaboradores a hacer lo mismo. De eso se trata el liderazgo.

 Contacto:

Web: https://amayaco.com/

Blog: https://amayaco.com/blog/liderazgo-transformacional-con-ale-y-mafe

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/melanieamaya/

Twitter: https://twitter.com/co_amaya

Correo: [email protected]

 

*La autora es Cofundadora y CEO de Amayaco, coach ejecutiva y consultora en liderazgo.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

No te pierdas: Emprender, crecer… evolucionar: ¿cómo ser un negocio líder?

 

Siguientes artículos

La condena de los ‘Parásitos’, lo nuevo de Bong Joon-ho
Por

La ganadora más reciente de la Palma de Oro llegará a las pantallas de nuestro país el próximo 25 de diciembre con una m...