La Inversión Extranjera Directa (IED) cayó 9.1% en América Latina en 2015 ante la desaceleración económica y la disminución de la inversión en recursos naturales, la cifra pasó de 198,133 millones de dólares (mdd) a 179,100 millones, el nivel más bajo desde 2010. El informe anual Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé que el indicador se mantenga a la baja y reporte una disminución de 8% en 2016.

En contraste, la IED en México aumentó 18% a 30,285 mdd, uno de sus niveles más altos en siete años. Brasil, en cambio, se posiciona como el país con la caída más pronunciada con una disminución de 23%.

“Con políticas activas e integradas, los países pueden aprovechar estos flujos para diversificar sus economías, potenciar la innovación y la incorporación de tecnología y responder a los desafíos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, dijo en conferencia de prensa Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

El crecimiento de la IED en México se dio principalmente en el sector manufacturero, automotriz y de telecomunicaciones.

PUBLICIDAD

A nivel regional, los sectores que más resintieron la llegada de inversión fueron minería e hidrocarburos, motivado en gran medida por la crisis que atraviesa Brasil. El panorama no pinta nada halagüeño pues la Cepal augura que para 2016, la captación de IED en la zona caerá 8%. En esta medida, urge que los países de la región inicien un proceso de políticas integrales que ayuden a generar condiciones competitivas para atraer a los inversionistas globales.

Europa y EU son las principales fuentes de IED en la región. En México la participación de EU es de 52%, en Centroamérica y República Dominicana de 42%, en Ecuador de 21% y en Brasil de 14%.

“Por otra parte las salidas de la IED desde la región disminuyeron sustancialmente a 47,362 mdd en 2015, lo que representó 15% menos que el año anterior, lo que refleja la mala moderación de la expansión que habían iniciado las llamadas empresas translatinas entre 2007 y 2012”, destaca el informa de la Cepal.

El dato negativo en atracción IED en América Latina contrasta con la dinámica observada a nivel mundial, pues los flujos de inversión crecieron 36% llegando a 1.7 billones de dólares, empujados principalmente por la oleada de fusiones y adquisiciones en países desarrollados, principalmente en los Estados Unidos (EU).

grafico_cepal

IED en el mundo

La IED creció 90% en los países desarrollados y en los países en desarrollo fue apenas de 5%, según datos del informe anual de Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe de la Cepal.

“En este periodo se observa un cambio de tendencia en donde son los países desarrollados los que más atraen IED. Hay liquidez en el mundo y esto se aprovecha para compras de empresas”, comentó Alicia Bárcena.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, también aseguró que el sector de farmacéuticas y telecomunicaciones han entrado en procesos de consolidación, es decir concentración y de busca de activos estratégicos.

Pero además de estos dos sectores, la nueva dinámica de la IED hacia la región se puede entender por la inversión en minería metálica. En Brasil la inversión en recursos naturales alcanzó 57,526 mdd, en Chile fue de 38,277 mdd, en Colombia fue de 35,286 mdd y en México fue de 13,047 mdd.

 

Con información de Ismael Jiménez.

 

Siguientes artículos

Erin Brockovich: las mujeres pueden ser exitosas sin código de vestimenta
Por

Erin Brockovich participará en el Foro Forbes Mujeres Poderosas el próximo 21 de junio. Te presentamos algunas claves de...