Mark Snell, presidente de Sempra, dijo que México es el mercado de mayor crecimiento para la firma después de que IEnova lanzó una OPI hace dos años.

 

Reuters

La unidad mexicana de Sempra Energy, IEnova, invertirá alrededor de 1,000 millones de dólares (mdd) anualmente en los próximos años con los ojos puestos en un nuevo proyecto de gas natural licuado (GNL) en México, dijo el miércoles un ejecutivo de alto rango de la firma.

PUBLICIDAD

Mark Snell, presidente de Sempra, con sede en Estados Unidos, dijo que México es el mercado de mayor crecimiento para la firma después de que IEnova lanzó una oferta pública inicial hace dos años.

“Esperaríamos que nuestro presupuesto de capital en México ronde los mil millones de dólares por año en los próximos años, tal vez más en capital adicional para proyectos”, dijo.

Sempra, que generó más de 10,500 mdd en ingresos el año pasado, posee dos grandes empresas de servicios públicos en California y desarrolla otros proyectos de energía en Estados Unidos, México, Perú y Chile.

La compañía ve ventajas en adelantarse a sus competidores dada la inminente aprobación de una profunda reforma energética impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, que incrementará la participación de privados en el sector petrolero, de gas y electricidad.

La aprobación final de la reforma se espera para agosto.

Snell, que antes fue director financiero de la firma, dijo que IEnova competirá en licitaciones por 2,800 mdd que abrirá la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) a finales de este año.

La CFE planea licitar cinco proyectos de infraestructura de electricidad y gas natural que incluyen dos centrales eléctricas de ciclo combinado, así como una de transmisión de electricidad, todos ubicados cerca de la frontera norte de México con Estados Unidos.

“Vamos a estar en cada una de estas licitaciones”, dijo. “Vamos a ser muy competitivos”, añadió.

IEnova también está con un ojo en las exportaciones de gas natural licuado de México, por lo que está transformando sus instalaciones de importación Energía Costa Azul, ubicada en el estado de Baja California, en el norte del país.

“Debido a su ubicación en la costa oeste y su proximidad con Asia (esta instalación) posee ventajas para los embarques”, dijo el directivo, quien señaló que esta posible instalación para exportación podría tener una capacidad de entre 250 millones y 1,000 millones de pies cúbicos por día.

El costo de ese proyecto podría ascender a 4,000 mdd, señaló Snell.

En Perú, la compañía espera invertir cerca de 500 millones de dólares en nuevas inversiones en los próximos años, enfocada en proyectos de energía hidroeléctrica y ductos, y una cantidad menor en Chile para proyectos de transmisión de electricidad.

Snell también dijo que la terminal exportadora de GNL Cameron, en Estados Unidos, está “a semanas” de recibir los permisos finales.

Esta construcción, que estará lista para funcionar a finales de este año, costará 10,000 mdd y tendrá como socios a GDF Suez, Mitsubishi y Mitsui.

 

 

Siguientes artículos

Merval de Argentina se desploma 7%
Por

El principal referente del mercado accionario argentino se ubica en las 8,338.14 unidades, en la víspera subió más de 7%...