En Il Becco, el espacio diáfano huye de los minimalismos para crear una atmósfera cálida de luz tenue, materiales rústicos y una cocina abierta con estilo francés del siglo pasado.

 

Four Seasons Hotel México, DF, cumple 20 años y lo hace a lo grande, llevando a cabo una inversión de 14 millones de dólares para renacer y convertirse en un destino de lujo en el corazón de la capital. Además de modificar su diseño, la oferta gastronómica se renueva con la transformación (aún por ver) de Reforma 500, una nueva pâtisserie y la apertura de Il Becco, un nuevo restaurante italiano gestionado por Grupo Becco, en que el chef Julián Martínez Bello –que lleva casi 20 años en el Grupo Becco de Ángelo y Rolly Pavía– sigue a pie juntillas la perfección y el sabor de las recetas que lo han hecho famoso.

En Il Becco, el espacio diáfano huye de los minimalismos para crear una atmósfera cálida de luz tenue, materiales rústicos y una cocina abierta con estilo francés del siglo pasado. Todo apunta a que será un interesante punto de encuentro para comidas de empresa y reuniones ejecutivas, y un romántico lugar para disfrutar las cenas.

PUBLICIDAD
Ravioli con trufa

Ravioli con trufa

El menú sigue la línea del grupo, en que la materia prima y el sabor prevalecen. La ensalada de burrata y bogavante es un claro ejemplo de ello, tradición ítala y lujo en un mismo platillo. La res en crudo sigue siendo uno de los puntos fuertes de la casa, en forma de carpaccio o cortado a cuchillo. El risotto de alcachofa servido en cazuela demuestra la auténtica maestría del chef Julián, quien domina a la perfección el punto del arroz, la temperatura y la integración de esta indomable verdura. Elaboración también inmaculada de unos rigatoni con ragú. Un sabroso `short rib´, cuya textura no requiere de cuchillo, cierra el apartado salado.

Aunque los postres parecen perder fuerza en la cocina italiana –inexistentes más allá del tiramisú y la panna cotta–, en Il Becco se hacen imprescindibles. Un zabaglione ligero con frambuesas para los menos golosos y ganache montado de chocolate al Amarett y mousse de avellana para los más, son parte de un dulce final.

Mención de honor, como cabe esperar tratándose de Grupo Becco, para una cava de vinos sobresaliente, surtida por el propio Rolly Pavía, donde se encuentran las mejores referencias de mapa vitivinícola de Italia, rarezas únicas descubiertas por él mismo y una generosa oferta de champagne. ¡Que no te lo cuenten!

 

Il Becco
Paseo de la Reforma 500
Four Seasons Hotel México, DF
+52 5256 3042

 

Contacto:

Página web: milles¡me! México

Facebook: Millesime Mexico

Página web: estudio milles¡me!

Facebook: Estudio Millesime

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Llegó la década del gran negocio para el beisbol
Por

Es increíble lo que puede pasar en unos cuantos años. El valor promedio de cada uno de los 30 equipos de las Grandes Lig...