Son imágenes capaces de mostrar la visión de una realidad y ubicarla en su verdadero contexto. Y aunque pase el tiempo, nos ayudan a recordar, inclusive eventos que muchos preferirían se perdieran en el olvido.

 

Seguramente en el mundo del periodismo es donde mejor significado cobra la expresión “una imagen dice más que mil palabras”. Ya sea en una fotografía, un video o en una caricatura, hay imágenes que perduran a lo largo del tiempo y que evocan momentos en la historia de un país, de una comunidad, de una persona o de un evento.

La imagen más reciente que seguramente permanecerá como un referente histórico y continuamente será evocada es la de Aylan Kurdi, el niño sirio de 3 años que murió junto con su mamá y hermano al tratar de emigrar de Turquía hacia la isla de Kos. El niño, cuya fotografía, tendido boca abajo sin vida en la turística playa turca de Ali Hoca, se ha convertido en el símbolo del drama de los refugiados.

PUBLICIDAD

Una imagen es la representación de una realidad. La fotografía periodística es capaz de mostrar la visión de una realidad y ubicarla en su verdadero contexto, o distorsionarla; la imagen fotográfica es una pieza que forma parte del contexto informativo que se comunica a los lectores o telespectadores del medio de comunicación.

Stephen Bann, profesor emérito de historia del arte en la Universidad de Bristol, expresa: “Al situarnos frente a una imagen, nos situamos frente a la historia.” De hecho, se dice que existe una relación íntima entre fotografía e historia, y que ésta puede hacer uso de las imágenes fotográficas para establecer interpretaciones más fieles acerca de hechos ocurridos en algún tiempo. La fotografía nos sitúa de lleno en una realidad histórica.

En ese sentido, seguramente la mayoría de nosotros recordamos acontecimientos como:

  • El atentado en contra del presidente Kennedy, al ver la foto de su esposa subida sobre la cajuela del convertible tendiendo la mano a un guardaespaldas para ayudarlo a subir.
  • La llegada del hombre a la Luna, con solamente mirar la imagen de la huella del zapato de Neil Armstrong sobre el suelo lunar.
  • La guerra de Vietnam, al evocar la foto de una niña que corre para escapar de una bomba de napalm.
  • Las protestas estudiantiles en contra del gobierno comunista chino, al ver la imagen de un joven parado frente a una fila de tanques de guerra en la plaza Tiananmen.
  • El terremoto en la Ciudad de México en 1985, al mirar la foto de un edificio destruido en el que se destaca la marquesina “Hotel Regis” a ras de suelo.
  • La caída de Sadam Husein, al ver la imagen de su gran estatua en el centro de Bagdad, siendo derrumbada por la multitud.

 

No sólo fotografías

Pero las imágenes periodísticas no se limitan a las fotografías. Dentro de los medios impresos, un lugar editorial lo ocupan los cartones realizados por caricaturistas que también son capaces de desarrollar imágenes que describen de forma sencilla, pero profunda, una realidad, una situación específica o un acontecimiento.

Quienes tienen cierta edad, seguramente podrán recordar a personajes desarrollados por Abel Quezada, especialmente el policía (panzón, desaliñado, con un tolete al cinto y rodeado de moscas), lo mismo que a Don Gastón Billetes, reflejo de una clase social más que pudiente, caracterizado por un vestir opulento y con un anillo de diamante en la punta de la nariz. Quizá también algunos recordarán a los personajes de Eduardo del Río “Rius”, quien a través de las historias de Los Supermachos y personajes como Juan Calzonzin y Don Perpetuo del Rosal ironizaba sobre la realidad histórica de los años sesenta.

 

También las imágenes en video

Además de fotografías y caricaturas, las imágenes en video contribuyen a mostrar de forma vívida una realidad, un evento o una situación determinada. En esta época, gracias al video prácticamente podemos ser testigos en tiempo real de noticias impactantes; la sola imagen, únicamente con el audio original, puede dar la noticia sin necesidad de explicaciones, a veces redundantes, por parte de los conductores de los noticiarios.

En video pudimos ver prácticamente al instante la llegada del hombre a la Luna, lo mismo que la explosión del transbordador Challenger a pocos segundos de haber despegado o también la caída de Sadam Husein y la de Hosni Mubarak en Egipto. De la misma manera, el video nos mostró la imagen de la explosión de una pipa de gas que destruyó el Hospital Materno Infantil Cuajimalpa, que la violencia en distintas ciudades de Estados Unidos, incluyendo el asesinato de la reportera Alison Parker mientras realizaba una entrevista en el estado de Virginia.

Quizá la gran diferencia entre la imagen de una foto y de una caricatura, contra la de un video, es la posibilidad de que esta última pueda trascender el momento histórico en sí, para eventualmente convertirse en un espectáculo, o inclusive en tema de morbo, cuando los conductores de los noticiarios se empeñan en exhibirlas repetidamente, desde varios ángulos (si es posible), y en cámara lenta para mostrar los detalles.

En fin, es incuestionable que las imágenes periodísticas abren la ventana del mundo para mostrarnos una realidad, por muy lejana que se encuentre, que a la postre nos impacta. La fotografía del pequeño sirio es clara muestra de ello y, como en muchos casos, fue tomada por la fotorreportera Nilüfer Demir, de la agencia turca Dogan, “para hacer que su grito fuera escuchado”, a pesar de lo crudo de la realidad.

Las fotografías de prensa son imágenes a la vez que documentos testimoniales. Aunque pase el tiempo, las imágenes periodísticas nos ayudan a recordar, inclusive eventos que muchos preferirían se perdieran en el olvido.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mmaraboto

Blog: CorpMedios

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La importancia de ISO y su enfoque de auditoría
Por

La auditoría a sistemas de gestión no debe ser vista con temor por las entidades auditadas, ya sean públicas o privadas,...

También te puede interesar