Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), aseguró que no son la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ni auditores para determinar la veracidad de la declaración 3 de 3 de Ricardo Anaya, presidente del Partido Acción Nacional (PAN).

“Nosotros no somos la Auditoría Superior de la Federación (ASF), no somos un despacho de auditoría contable para certificar que efectivamente lo que nos dicen las personas que entregan sus declaraciones es verdad”, manifestó al finalizar el lanzamiento de la Convocatoria para la conformación del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

Cuando los dirigentes políticos firman la declaración dicen que es “verdad la información completa” referida y remitida al IMCO y a Transparencia Mexicana, comentó el representante del organismo.

Para resolver controversia del presidente del Partido Acción Nacional es necesario que presente y haga pública su declaración de impuestos y el pago de impuesto sobre la renta (ISR).

“Nosotros no podíamos emitir los certificados de buena conducta, sino simplemente validamos que la información contenida en la declaración patrimonial es compatible con la información”, dijo Pardinas

Las declaraciones 3 de 3 recibidas por el IMCO y Transparencia Mexicana son de 2014; “y no sabemos qué pasó en 2015 ni tampoco sabemos cómo evolucionó y tendremos que actualizarlas”, señaló Juan Pardinas.

Recordó que si hubiera instituciones de la lucha contra la corrupción no se le deberían entregar a la sociedad civil, sino al Estado mexicano, quien tiene a su disposición la base de datos y las transacciones del SAT.

“La Unidad de Inteligencia Financiera de manera automática debe validar la información”, agregó el director general del IMCO.

 

Siguientes artículos

Inflación interanual de México se habría acelerado nuevamente en julio
Por

Presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios.