Por Israel Pantaleón y Elvira Lagunas

Los call center durante la pandemia han tenido que cambiar sus formas de trabajo, con el fin de mantener la salud de sus empleados y contribuir a frenar la propagación de la enfermedad, a un que a la fecha aún no hay cifras oficiales de cuanto ha perdido el sector es evidente que hay una crisis y que muchas empresas han tenido que cerrar sus puertas.

Para hacer frente a esta problemática se ha empezado a construir alianzas y colaboraciones entre privados ante la falta de iniciativas por parte del gobierno que apoyen al sector, es también en este punto que el impacto que tenga la pandemia dependerá de las acciones que se hayan tomado antes de la pandemia, de la diversificación de actividades, asegura Alejandro Milla Paredes, miembro del Consejo de Administración de APCOB durante una entrevista con Forbes Latam.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La forma de trabajo en los call center ahora es híbrida, unos cuantos trabajan en oficinas, con las pertinentes medidas de seguridad ya conocidas como la sana distancia, toma de temperatura, uso de gel antibacterial, tapetes desinfectantes, por mencionar algunos, mientras que el resto lo hacen desde sus hogares, de esta manera se han podido mantener los empleos y además a dado una buen prepuesta por parte de los colaboradores haciendo que se considere la necesidad de reinventarse.

Durante esta pandemia se ha observado el regreso de las personas a su lugar de origen por distintos motivos como desempleo, han sido repatriados o simplemente por la necesidad de ponerse salvo, pero este nuevo modo de trabajo a permitido que se haga sin necesidad de perder el empleo.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

El socio fundador de AKRO Bpo, Arnoldo Milla Raffoul, explicó la importancia de mantener una buena relación son sus clientes y de preparar a sus colaboradores, es por ello que el tener personas repatriadas representa una ventaja.

“Los beneficios que encontramos al tener personas repatriadas dentro de nuestra familia de Akro BPO, es afianzar una relación con nuestros clientes, en el país vecino del Norte, ya que estas personas repatriadas, no son solamente personas bilingües, sino biculturales, es decir, entienden cómo es la cultura del servicio en Estados Unidos, porque lo vivieron, y eso, abre las puertas para una comunicación eficiente con los clientes”, comenta Milla Raffoul.

Hasta el primer trimestre de 2020 en esta empresa de acuerdo con datos proporcionados por el mismo socio fundador el 60% eran locales y 40% repatriados, esto debido a las personas que se han regresado a sus lugares de origen provisionalmente, sin embrago Arnoldo Milla espera regresen al porcentaje acostumbrado: 50% locales y 50% repatriados.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Alsea prevé pérdidas de hasta 450 mdp por segunda ola de Covid-19
Por

Alsea, controladora de restaurantes, prevé tener en el cuarto trimestre del año ventas entre el 75% y el 80% de los nive...