En los supermercados y mercados no han faltado el pollo y huevo, por lo que más que un problema de desabasto, parecería uno muy grande de especulación de precios.

 

La semana pasada, el Gobierno Federal anunció la importación de 300,000 toneladas de pollo libre de arancel como una medida para contener el precio, que ha subido 200% en un año, y garantizar al abasto afectado por el surgimiento de un nuevo brote de IA H7N3 en Guanajuato, en febrero pasado.

Para empezar, eliminar aranceles para tratar de estabilizar el mercado y garantizar el abasto fue una medida muy socorrida por la administración del ex presidente Felipe Calderón, quien nunca solucionó de fondo la baja producción en el agro.

PUBLICIDAD

Segundo: el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró que la necesidad de importar pollo también había sido reconocida por la Unión Nacional de Avicultores (UNA) y aquí es donde no me cuadran las cosas.

 

Ni pio dijeron

Luego de un brote de gripe aviar registrada el año pasado en granjas de Jalisco, en uno de los principales productores a nivel nacional, el precio del pollo y huevo inició una escalada ascendente que no se ha podido detener.

Las alarmas sanitarias se pusieron otra vez en rojo en febrero pasado, cuando se reportó un brote de IA H7N3 en Guanajuato. Sin embargo, este caso no era igual al de Jalisco, ya que los productores de esta entidad aportan únicamente 3% de la producción de huevo y 4% de la producción de pollo, por lo que el brote afectaba sólo al 0.25% de la producción nacional y al 6.2% de la parvada de gallinas productoras.

En un comunicado de prensa, la UNA aseguraba el 19 de febrero que aunque el brote se había registrado en 10 granjas de la empresa Bachoco, “no provocará desabasto de huevo y pollo en el país.”

El virus afectó a cerca de un millón de aves, de las cuales 620,000 corresponden a gallinas reproductoras pesadas (cuya función es producir huevo fértil, de donde nacen los pollos para engorda) y alrededor de 380,000 corresponden a gallinas de postura (productoras de huevo para consumo humano).

Bachoco, la empresa afectada por esta situación, cuenta con una infraestructura que le permite tener presencia en todo el territorio nacional, así como con la capacidad de atender de inmediato los mercados afectados, por lo que no hay lugar para la especulación en ninguno de los dos alimentos (huevo y pollo).

La parvada nacional de gallina de postura en el país es de 152 millones de aves, (incluyendo la repoblación al 100% de la parvada afectada en los Altos de Jalisco a enero de 2013). En tanto, la afectación de gallinas reproductoras pesadas es de 6.2 %.

Si el brote en Guanajuato es el motivo de la eliminación de aranceles para la importación de pollo, sólo dejo sobre la mesa un par de datos: la entidad aporta sólo 4% de la producción de pollo en el país. ¿Entonces? ¿Dónde está el desabasto?

Durante su toma de protesta, el 30 de abril pasado, el nuevo presidente de la UNA, Jorge García de la Cadena Romero, declaró que la avicultura mexicana es una actividad prioritaria para el desarrollo del país, ya que incide directamente en los más de 110 millones de mexicanos.

“Planteamos la necesidad de impulsar el crecimiento del PIB del sector avícola, que hoy es de 7,000 millones de dólares. El objetivo es ambicioso: se buscaría lograr una tasa de crecimiento de 6% anual, lo que supone una inversión de 700 millones de dólares al año para infraestructura de producción, procesos de valor agregado, investigación y mercadeo. Aunque esta meta fue trazada antes de que sufriéramos la crisis del virus de Influenza Aviar H7N3, consideramos que una vez superada la contingencia sanitaria estamos en condiciones de lograrla”, agregó, pero nunca se refirió a un desbaste o a una emergencia.

Hasta donde he visto, en los supermercados y mercados no han faltado el pollo y huevo, y más que un problema de desabasto, parecería uno muy grande de especulación de precios, por lo que antes de pensar en importaciones, éste es el primer problema que deberían atacar las autoridades, sobre todo, si tomamos en cuenta que 6 de cada 10 kilos de proteína animal que se consume en México corresponden a pollo y huevo.

 

 

Contacto:

Twitter: @julianafregoso

 

Siguientes artículos

¿Cuál es tu secreto para que tu empresa sea distinta?
Por

Para que tu empresa se distinga entre el resto, hay una oportunidad escondida en cada persona y lugar que te harán único...