Los colores son más que un proceso físico: son utilizados como fuente de información que nos ayuda a decodificar el mundo que nos rodea. Es por eso que son indispensables para dar a conocer, para vender o para posicionar un producto o un servicio.

 

 

 

PUBLICIDAD

 Más de lo que pensamos… nada es casual… todo es perfectamente planeado. Los colores son realmente creados en nuestro cerebro como una herramienta perceptual para facilitar nuestras funciones visual-cognitiva y visual-afectiva, es así que los colores son más que un proceso físico: son utilizados como fuente de información que nos ayuda a decodificar el mundo que nos rodea, es por esto de la importancia de su uso en la mercadotecnia.

Según el Institute for Color Research, los consumidores se forman una opinión de los productos en menos de 90 segundos desde su primera interacción con ellos, y entre el 62% y el 90% de esa evaluación está basada solamente en el color del producto.

Algunas investigaciones muestran que el color puede tener los siguientes efectos:

  • Incrementar el reconocimiento de marca hasta un 80%
  • Aumentar la lectura hasta un 40%
  • Acelerar el aprendizaje entre un 55% y un 78%
  • Incrementar la comprensión en un 73%
  • Los anuncios en color son leídos hasta un 42% más que los anuncios en blanco negro

 

Otras investigaciones nos dicen que:

  • Alrededor de un 85% de los consumidores aseguran que la razón principal para escoger un producto en vez de otro es el color. Por otro lado, el color es el factor primordial para identificar una marca, y es así como las diferentes empresas se posicionan y se diferencian en un mercado tan competitivo. Escoger el color correcto aumenta en un 80% el reconocimiento de una marca determinada.
  • Alrededor de un 85% de los consumidores aseguran que la razón principal para escoger un producto en vez de otro es el color. Por otro lado, el color es el factor primordial para identificar una marca, y es así como las diferentes empresas se posicionan y se diferencian en un mercado tan competitivo. Escoger el color correcto aumenta en un 80% el reconocimiento de una marca determinada
  • A la hora de realizar una compra, los consumidores se sienten más atraídos por la apariencia visual en un 93%, frente a un 6% que se fija en la textura y un 1% en el olor. El color sirve para comunicar atributos del producto.

 

Los colores dentro del marketing son un elemento indispensable para dar a conocer, para vender o para posicionar un producto o un servicio. Los diferentes estudios sobre la psicología del color aseguran que los mismos tienen una influencia sobre las emociones de las personas, por lo que se denomina como uno de los factores de más peso a nivel visual, ya que inclusive los colores pueden determinar el tiempo que se le dedica a las compras.

Es importante también tener en cuenta que cada color puede atraer a un tipo de consumidor específico y también cambiar el comportamiento a la hora de hacer compras. El rojo anaranjado, negro y el azul llaman más la atención de los compradores impulsivos; además funcionan mejor en escenarios como restaurantes de comida rápida, centros comerciales y ofertas de liquidación. El azul marino y el verde azulado atraen más a los compradores con un presupuesto establecido y en lugares como bancos o grandes almacenes. Finalmente, los colores que mejor funcionan en las tiendas de ropa son el rosa, el azul cielo y el rosado, que atraen sobre todo a los compradores tradicionales.

En la actualidad, los consumidores no solo atribuyen rasgos de personalidad a productos y servicios sino también tienden a asociar ciertos factores de personalidad con algunos colores específicos. Quien no conoce a la afamada y tan consumida marca de refresco de Cola que se ha apropiado del rojo, lo cual determina extrema alegría y felicidad; el color azul utilizado para productos que implican seriedad y formalidad; el color verde y blanco para productos de higiene personal; los colores de tonos cafés para productos naturales y sobrios.

Por lo tanto el color resulta un elemento esencial para comunicar los atributos del producto, el color es un elemento esencial de la marca y la imagen que proyecta. Por un lado permite diferenciar a la marca de tantas otras en el mercado y por otro lado, permite asociar a la marca con ciertos atributos específicos. Sin embargo, cada cultura es distinta y el efecto “color” va dependiendo también del ciclo de vida del consumidor, y del nicho del mercado en el que se encuentre.

 

Contacto:

Mail: [email protected]

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Tres propuestas gastronómicas para degustar el mejor ‘brunch’
Por

En gustos culinarios nada ha sido escrito en definitiva. Recorrimos la Ciudad de México en busca del mejor brunch (almue...