El fallecimiento de una persona es el siniestro más común para hacer válida la cobertura de repatriación, así que toma nota si planeas viajar al extranjero.

 

Hacer viajes al extranjero, ya sea por motivos de trabajo, realizar estudios o visitar y conocer algún destino, es una práctica que se ha vuelto cada vez más común entre los mexicanos. De acuerdo con información del Banco de México, en el primer semestre del 2014, 8.4 millones de mexicanos viajaron al extranjero, representando un incremento de 24%, la cifra más alta de la que se ha tenido registro en un periodo de 34 años.

Sin embargo, durante la planeación es importante considerar que en algunos países del extranjero, específicamente de Europa, los extranjeros deben contar obligatoriamente con un seguro médico para poder entrar al país.

PUBLICIDAD

Ante esto, de forma complementaría, un seguro de viaje puede ser un apoyo ideal debido a las diversas asistencias que ofrece a las personas que se encuentran de viaje, al brindar apoyo económico ante situaciones como vuelos cancelados o retrasados, gastos médicos como hospitalización, asistencia legal, entre otros.

Sin embargo, es necesario ser conscientes de que existen siniestros que pueden llegar a presentarse afectando a la persona más allá de la pérdida de su equipaje o la cancelación del viaje; por lo tanto, es importante contar con un respaldo económico que nos proteja frente a un problema de salud y además nos garantice el regreso del asegurado al país de origen por enfermedad, accidente o deceso. Esta cobertura es conocida como el seguro de repatriación.

La póliza con cobertura de repatriación se hace cargo de los gastos de traslado de una persona que se encuentra en el extranjero. El fallecimiento de una persona es el siniestro más común para hacer válida la cobertura de repatriación, ya que en el caso de que el contratante de la póliza pierda la vida mientras se encuentre en territorio extranjero, la compañía de seguros se hace responsable de realizar todo el trámite y los gastos del traslado del cuerpo.

De igual forma, la cobertura aplica si el asegurado requiere un traslado urgente a su destino de origen por enfermedad o accidente; incluso es posible contar con una cobertura adicional para el traslado en un avión ambulancia.

La cobertura de repatriación puede ser adquirida a través de seguros como los de viaje, vida o gastos médicos mayores internacionales, aunque en el mercado también existen productos especializados que además incluyen una suma asegurada para los gastos funerarios.

Si estás planeando tu viaje al extranjero, toma nota y no olvides cotizar y comparar con diversas aseguradoras este tipo de productos, antes de contratarlo. Seamos preventivos y no correctivos, que no estamos exentos de sufrir algún siniestro aquí o en cualquier parte del mundo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @SegurosS

Facebook: Seguros S.com.mx

Página web: Seguros S

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los mexicanos que revolucionaron el negocio de Herbalife
Por

La empresa de Enrique Varela y Graciela Mier quebró y de pronto se hallaron ofreciendo licuados y suplementos alimentici...

También te puede interesar