El impuesto a los refrescos es un impuesto a los pobres, consideró la industria refresquera ante los aumentos fiscales planteados por el gobierno federal para 2020.

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) indicó que después de cinco años de múltiples análisis a los grvámenes sobre sus productos, es clara y evidente esa conclusión, pues según estudios presentados por instituciones académicas, 57% de lo recaudado lo han pagado los mexicanos con menos recursos.

Lee: Gobierno quiere recaudar más impuestos con cerveza, refrescos y cigarros

Además, señaló que el impuesto que pagan, el Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), ha sido ineficaz ya que no ha cumplido con su objetivo de cambiar hábitos ni de disminuir el consumo y hasta ahora, no se tiene claridad de cuál ha sido el destino de los recursos recaudados gracias a esta medida impositiva.

Aunado a esto, los refresqueros advirtieron que las bebidas saborizadas tienen una doble tributación, ya que además de pagar la cuota del IEPS, pagan también 16% de IVA, lo que suma una carga tributaria aproximada del 30%.

En un comunicado, la ANPRAC refirió que el Paquete Económico 2020 plantea que la cuota del IEPS cambie su mecánica de actualización por inflación a forma anual y se exprese hasta el diezmilésimo.

“Con base en una estimación de inflación del 3.6% para el 2019, se propone que a partir del 1 de enero de 2020 la cuota aplicable sea de 1.2705 pesos por litro”, mencionó el el organismo.

En 2014, recordó, se implementó el IEPS a bebidas azucaradas de 1 peso por litro y se planteó la actualización de la cuota conforme a inflación cuando se acumulara 10%.

En este sentido, la asociación detalló que, en línea con la ley establecida, en enero 2018 se actualizó la cuota en 17%, por lo que hoy en día se paga 1.17 pesos por litro de bebida saborizada.

“Como industria, sabemos escuchar y colaborar por lo que, coincidimos y apoyamos la iniciativa del gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador en la implementación de programas de dimensión social con el fin de apoyar a las familias más pobres y la necesidad de captación de recursos públicos”, apuntó.

No obstante, llamó al diálogo para hallar la forma de combatir eficazmente el sobrepeso y la obesidad, sin modificar necesariamente los impuestos.

“Sin duda, conviene seguir evaluando y dialogando para encontrar soluciones integrales que nos ayuden a solucionar un problema complejo y multifactorial como lo es el sobrepeso y obesidad”.

Con información de Notimex

No te pierdas: Refresqueras y fabricantes de botanas dicen sí a la campaña de salud de AMLO

 

Siguientes artículos

Pemex alista licitación de contratos de servicios para subir producción de crudo
Por

El secretario de Hacienda indicó que Pemex tiene identificados 15 proyectos para adjudicar con contratos de servicios.