El estudio “Hacia un consumidor responsable contra el sobrepeso y la obesidad. Diagnóstico, análisis y propuestas”, de la Central Ciudadano y Consumidor  (CCC), afirma que el sobrepeso y obesidad no son atribuibles exclusivamente al consumo de determinados productos.

 

 

Aproximadamente, el 70% de los mexicanos padece sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad.  Un tercio de los jóvenes mexicanos también la padecen, cifra que se ha triplicado desde hace 10 años.

PUBLICIDAD

Ante este problema, la Central Ciudadano y Consumidor  (CCC) elaboró el estudio “Hacia un consumidor responsable contra el sobrepeso y la obesidad. Diagnóstico, análisis y propuestas”, para coadyuvar a que en México vivamos una revolución alimentaria y de patrones de consumo, en donde el Estado fomente la responsabilidad y libertad individual al garantizar nuestros derechos de alimentación, agua y salud.

El documento presentado en un comunicado y coordinado por Carlos Martínez Velázquez, subraya los siguientes elementos:

  • El sobrepeso y obesidad no son atribuibles exclusivamente al consumo de determinados productos.
  • Ningún producto es responsable directo del aumento en la diabetes ni en otras enfermedades relacionadas.
  • En otros países donde se aplicó un impuesto a refrescos y otros alimentos y bebidas no existe evidencia de que éste haya reducido el Índice de Masa Corporal de los ciudadanos, debido a que no se puede determinar la manera en que los consumidores reaccionan a los cambios en precios y los productos con que sustituyen los que tienen impuesto.
  • Estos impuestos afectan a la gente de menos recursos, razón por la que incluso la OCDE los considera regresivos.

El estudio sale a la luz, luego de que el presidente Enrique Peña presentará una iniciativa de reforma fiscal que contempla un gravamen especial de un peso por litro a las bebidas azucaradas, entre ellas los refrescos, los cuales pagan actualmente el impuesto al valor agregado (IVA) del 16%.

A su vez, la industria de refrescos de México dijo que un nuevo impuesto propuesto por el Gobierno a las bebidas azucaradas como parte de un paquete económico haría poco por combatir la obesidad y golpearía a las empresas y a los consumidores, especialmente a los más pobres.

 

Siguientes artículos

Microsoft recorta personal por reestructura en división de contenidos
Por

La unidad de servicios en línea de  la firma tecnológica que consiste principalmente en el motor de búsquedas Bing y el...