Notimex.- México sigue rezagado en materia de competitividad internacional, al colocarse en el lugar 34 de 43 países analizados por el Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

Esto lo coloca entre las 10 naciones con mayor desigualdad en materia de salud, educación, de procuración de justicia y con altos niveles de inseguridad, advirtió el director general del Imco, Manuel Molano.

La situación que se vive en el país “se debe, en parte, a la falta de oportunidades en (esos sectores)”, argumentó al presentar los resultados del Índice de Competitividad Internacional (ICI) 2019 “México: sueños sin oportunidades”.

De acuerdo con los resultados, México perdió tres posiciones en el subíndice de derecho derivado por el deterioro del Estado de derecho, la confianza en la policía y una tasa alta de homicidios.

Lee también: Impunidad, de las principales problemáticas en México, señala ONU

Esto afecta en mayor proporción a la población con menores ingresos y podría alejar inversiones ante un contexto de mayor inseguridad e incertidumbre, advirtió el directivo en rueda de prensa.

Dijo además que México es el segundo país con mayor prevalencia en diabetes y uno de los que tiene mayor gasto de bolsillo en materia de salud.

Lo anterior pone en riesgo la estabilidad financiera de su población, alertó Molano, quien estuvo acompañado del presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Valentín Díez Morodo.

“En México es difícil que la gente brinque las condiciones iniciales en las que nació y esto es un problema grave no sólo de bienestar (…), sino para la competitividad de la economía”.

Sostuvo que es una labor del Estado tratar de “igualar el piso” para ofrecer oportunidades parecidas para toda la población y es necesario impulsar políticas públicas efectivas para cerrar las brechas de desigualdad.

Molano calificó así de urgente avanzar hacia un esquema de seguridad social universal y con recursos necesarios para asegurar infraestructura, personal e insumos e invertir en educación para garantizar la calidad y la cobertura.

No te pierdas: Aprueban crear el Instituto de Salud para el Bienestar; desaparece el Seguro Popular

También se debe priorizar la educación inicial y el preescolar por su impacto en eficiencia y equidad, pues la desaparición del programa de Estancias Infantiles abrió esa brecha desde la primera infancia.

Señaló que se requiere invertir en generar capacidades de procuración de justicia y fortalecer las policías locales, pues “se denuncia poco, se investiga menos y casi nada se sanciona”.

De cada 100 delitos cometidos, 10 se denuncian, 7.3 quedan rezagados y perdidos en el papeleo, 1.4 están en trámite y sólo 1.3 se resuelven.

Entre otras medidas se encuentra la evaluación de las políticas públicas orientadas a reducir la pobreza, definir reglas de operación para los programas de transferencias y subsidios, al seguir criterios de eficiencia, eficacia, transparencia, y de mecanismos de evaluación y retroalimentación para transparentar los resultados.

“Esta es una llamada de atención de que México necesita identificar las brechas que se han abierto, en donde entienda que los problemas no sólo se resuelven con un ingreso adicional de transferencias monetarias” del gobierno a los grupos más necesitados, comentó la coordinadora de Proyectos del Imco, Fátima Massachusetts.

Añadió que si el país busca reducir la desigualdad, es necesario invertir en mejores servicios, salud, educación y en más proyectos.

Te recomendamos: Mucho combate a la pobreza, pero en México 4 de cada 5 la padecen

 

Siguientes artículos

moodys
Moody’s da aval a plan de infraestructura; descarta cambiar perspectiva del país
Por

La rápida implementación del plan de infraestructura podría tener un efecto positivo multiplicador en el crecimiento, in...