Reuters – Más de 10,3 millones de hectáreas, un área equivalente al tamaño de los estados de Guerreo, Morelos, Estado de México, Queretaro y la CDMX juntos, han sido arrasadas por los incendios forestales que han afectado a todo el país en las últimas semanas, particularmente en el sureste. Casi 1000 millones de animales muertos y el numero de personas fallecidas ascendió a 27.

Bomberos australianos aprovecharon el martes un descenso de las temperaturas para fortalecer las líneas de contención en torno a los megaincendios forestales, a medida que aumentan los costos financieros y ambientales por la crisis.

Imágenes publicadas en internet gracias al satélite japonés Himawari 8 y al Observatorio de la Tierra de la NASA mostraron que las columnas de humo generadas por los incendios llegaban hasta Sudamérica.

Bomberos en terreno aprovechaban unas temperaturas más bajas en el sureste de Australia antes de que retorne el calor y el viento que se esperan para fines de esta semana y que seguramente avivarán las llamas existentes y provoquen nuevos focos de incendios.

Te puede interesar: Por problemas de sequía, serán sacrificados 10,000 camellos en Australia

“Necesitamos permanecer alertas”, dijo a la prensa Andrew Crisp, comisionado de gestión de emergencias del estado de Victoria. “Hablamos de condiciones benignas, y el fuego se contiene, pero todavía está ahí”.

La temporada de incendios forestales en Australia comenzó antes de lo normal este año, tras una sequía de tres años que ha dejado a gran parte de los bosques del país vulnerables a las llamas. El verano en la región empieza en diciembre y acaba en marzo. Seguirá el registro de altas temperatura.

Miles de personas se han quedado sin hogar, mientras que muchas ciudades rurales han estado varios días sin electricidad, telecomunicaciones y, en algunos casos, agua potable. Las autoridades están realizando esfuerzos de rescate y apoyo en coordinación con los militares.

El primer ministro Scott Morrison dijo que la crisis tendrá un impacto económico significativo, luego de que el secretario del Tesoro Josh Frydenberg se reunió con los presidentes ejecutivos de las aseguradoras Insurance Australia Group , Suncorp Group y QBE Insurance Group, además de los jefes locales de la alemana Allianz y de la suiza Zurich Insurance Group.

Morrison prometió el lunes 2.000 millones de dólares australianos (1.390 millones de dólares) a una recién creada agencia nacional para combatir los incendios forestales.

Te puede interesar: Hamilton dona 500,000 dólares para apoyar acciones contra incendios en Australia

 

Siguientes artículos

VW, BMW y Daimler: los otros pacientes del coronavirus
Por

Después de una caída dramática de ventas de autos, los mercados ganan vitalidad. Pero ahí acaban las buenas noticias par...