Las acciones de los tres grupos aeroportuarios privados de México –Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR) y Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA)– caen este jueves en medio de la incertidumbre sobre la construcción en marcha de una nueva terminal en la capital del país.

Los títulos de GAP, OMA y ASUR han perdido entre 3.0 y 5.0% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Javier Jiménez Espriú, nominado por el presidente electo para ser el próximo secretario de Comunicaciones, informó hoy en una conferencia de prensa que la construcción de un nuevo aeropuerto está totalmente vinculada al resultado de una consulta pública que se llevará a cabo a finales de este mes.

Lee más: Si bien le va, el NAIM estaría listo en 2024, advierte Jiménez Espriú

PUBLICIDAD

“Una posible cancelación del aeropuerto de la capital tendría un impacto en todo el sector pues más del 70% de los vuelos domésticos tiene como origen o destino el aeropuerto capitalino”, dijo a Reuters la directora de análisis bursátil en Intercam Casa de Bolsa, Alejandra Marcos.

La cancelación también tendría un impacto en la reputación del gobierno ante los inversionistas y podría afectar otros mercados como el cambiario y el de tasas, agregó.

 

Siguientes artículos

La innovación operativa en el capital humano
Por

Las innovaciones operacionales tienen un gran impacto en los negocios, pero también gran impacto en el nivel de confianz...