Los indicadores estadounidense esperados para este viernes muestran señales positivas para la principal economía del mundo, luego de reportar cifras superiores a lo esperado por los mercados.

Los precios al consumidor en EU subieron por cuarto mes consecutivo en junio debido a que los estadounidenses pagaron más por vivienda y alquiler, gasolina y salud, lo que apunta a presiones inflacionarias que aumentan en forma gradual.

El Departamento del Trabajo publicó que el índice de precios al consumidor subió un 0.2% el mes pasado tras un avance similar en mayo, con lo que el indicador subió un 1.0% en los últimos doce meses hasta junio, igualando el alza interanual de mayo, aunque aún está por debajo del promedio de 1.7% de los últimos 10 años.

Lee también: Estados Unidos sigue creciendo, pero a un ritmo “modesto”

PUBLICIDAD

Por otro lado, producción industrial incrementó un 0.6% en junio, su mayor alza desde julio de 2015.

Esto debido a una fuerte alza en las manufacturas de automóviles y la generación de energía, según dijo la Reserva Federal de ese país, en una señal de que la economía recuperaba impulso al final del segundo trimestre.

Por último, el Departamento de Comercio dijo que las ventas minoristas subieron 0.6% en el sexto mes del año, luego de una revisión bajista de un avance del 0.2% en mayo.

El incremento se debió a las mayores compras de vehículos y otros bienes, lo que refuerza la perspectiva de un repunte en el crecimiento económico en el segundo trimestre.

Junio es el tercer mes seguido de incrementos y registra un aumento del 2.7% en las ventas comparado con un año atrás.

Te recomendamos leer: Armas y tocino, los nuevos indicadores económicos de EU

 

Siguientes artículos

Economía china crece 6.7% interanual en segundo semestre
Por

La oficina de estadísticas de China señaló que la economía aún enfrenta presiones bajistas, pero que la expansión del PI...