Industria automotriz, el sector que se ‘salvó’ en el TLCAN: Coparmex

Foto: Reuters.

La industria automotriz mexicana tiene la posibilidad de adaptarse a las modificaciones que se integrarán en breve por las nuevas reglas del Tratado Comercial Bilateral entre México y Estados Unidos, aseguró Gustavo de Hoyos Walter, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Ante el anuncio del lunes pasado respecto al alcance de un acuerdo comercial entre México y Estados Unidos en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el líder empresarial señaló que el sector automotriz fue el “salvado” en este proceso que lleva más de un año en curso.

“Implicará grandes retos de implementación, no hay duda de ello, implicará una transformación importante en los procesos de suministro de muchas de las marcas que fabrican vehículos en México, no hay duda de ello, y desde luego implicará que me México evolucioné en materia salarial en todos los sectores”, detalló De Hoyos Walter en conferencia de prensa.

También puedes leer: IP cansada de la incompetencia en materia de justicia: Coparmex

De acuerdo con informes del equipo negociador el sector automotriz tendrá que incrementar de 62 a 75% el contenido regional de los automóviles, además entre el 40 y 45% de la producción de vehículos deberá hacerse en regiones en donde el salario no sea menor a 16 dólares la hora.

El líder de la Coparmex dijo que durante el proceso el equipo negociador mexicano tuvo que ceder a diversas demandas del gobierno estadounidense debido a que no hacerlo implicaría que el tratado en su conjunto dejara de tener vigor.

“Eso hubiera generado que se acabara con la viabilidad de uno de los sectores más dinámicos y el que más inversión extranjera ha recibido en los últimos años, no son deseables todas las estipulaciones, nos parece que es un acuerdo sostenible en vista de las circunstancias”, apuntó.

Recordó que en todas las grandes regiones automotrices del mundo integran a países con dos o tres niveles de remuneración salarial y aunque la regla de alcanzar la integración regional y adaptarse a los niveles salariales necesitará una reconfiguración paulatina, en mediano plazo es probable que existan algunas plantas que tengan usos similares a las plantas en Estados Unidos.

Los próximos 30 días el equipo negociador mexicano se tendrá que enfocar en “las letras chiquitas del tratado”, por lo que el trabajo no ha acabado para los encargados de cuidar el acuerdo.

Insistió que el objetivo de los negociadores mexicanos es que se integre Canadá al acuerdo y consideró muy factible que esto ocurra antes del viernes.