La Agencia Internacional para Investigación del Cáncer (IARC, por su sigla en inglés) de la Organización Mundial de la Salud reunió a expertos en Francia este mes para discutir investigación disponible sobre dicho tipo de carne, para clasificarla en su escala de riesgos de cáncer. Las conclusiones serán publicadas el lunes.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Mientras expertos internacionales de salud se aprestan a publicar un informe sobre los posibles riesgos de cáncer vinculados a carnes rojas y procesadas, grupos de la industria se preparan para un gran golpe a la confianza del consumidor.

La Agencia Internacional para Investigación del Cáncer (IARC, por su sigla en inglés) de la Organización Mundial de la Salud reunió a expertos en Francia este mes para discutir investigación disponible sobre dicho tipo de carne, para clasificarla en su escala de riesgos de cáncer. Las conclusiones serán publicadas el lunes.

La revisión ha dado pie a esfuerzos de cabildeo de representantes de la industria de la carne, que temen que un veredicto sobre un posible riesgo de cáncer pueda dañar la imagen de ciertos tipos de carne, al igual que sucedió con recomendaciones previas sobre las emisiones de diésel y el herbicida glifosato.

Un reporte publicado en la edición del viernes del diario británico Daily Mail que dijo que la IARC calificará a la carne procesada con su riesgo de cáncer más alto, y a las carnes rojas con el segundo más alto, provocó reacciones inmediatas.

“Si esa es realmente la decisión de la IARC, simplemente no puede ser aplicada a la salud de la gente porque considera sólo un pedazo del rompecabezas de la salud: riesgos teóricos”, dijo Barry Carpenter, presidente del Instituto Norteamericano de la Carne.

La IARC dijo que no comentaría sobre reportes de medios, pero que publicará el resultado de su revisión el lunes a las 10:00 GMT, al mismo tiempo que será divulgado un informe en la revista científica The Lancet Oncology.

Los productores afirman que la carne entrega proteínas, vitaminas y minerales esenciales para una dieta equilibrada. La carne roja incluye a la de vaca, cerdo y cordero, pero no a la de pollo.

El consumo mundial total de carne alcanzó las 310 millones de toneladas en 2013. Eso representó un aumento de más de un 25% respecto a 2003, gracias al crecimiento en mercados emergentes, con un incremento de la proporción de carne avícola, muestran datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

Siguientes artículos

Coca-Cola
Ganancia de Arca crece 14% en trimestre
Por

La empresa dijo que su ganancia neta fue de 2,088 millones de pesos, mientras sus ingresos crecieron 26%, gracias a mayo...