La ‘ley antilavado’ generó pérdidas  cercanas al 8%, lo que representó una reducción en las ventas del sector de alrededor de 40 millones de dólares.

 

La industria de la joyería mexicana tendrá un crecimiento del 3% durante 2014, derivado del mejoramiento en los precios internacionales del oro, de las gestiones de la industria con el gobierno para enfrentar los efectos de la ley antilavado y del mejoramiento del entorno económico nacional, informó la Cámara joyera de Jalisco en un comunicado.

Miguel Cotero Ochoa, presidente de la cámara, confía en que el sector se pueda recuperar en este año de los efectos negativos que se presentaron por las disposiciones de la Ley Anti lavado en México, así como mejorar sus ventas al exterior, en donde buscarán diversificar exportaciones hacia el mercado de Sudamérica.

En Jalisco la ley antilavado generó pérdidas por cerca del 8%, lo que representó una reducción en las ventas del sector de alrededor de 40 millones de dólares.

Durante el 2012, el sector realizó diversas negociaciones con las autoridades mexicanas para que la industria nacional de la joyería no sea considerada como “de alto riesgo”, pues el 95% de los empresarios de este sector venden joyería de costos accesibles.

Además, el empresario pidió que las autoridades de seguridad en México tengan una mayor coordinación entre ellas a nivel nacional para evitar el robo de joyerías y dijo desconocer cuál es el destino de las joyas que son robadas, ya que “el mercado negro puede estar en todos lados”.

 

 

Siguientes artículos

Inflación interanual de México se habría acelerado nuevamente en julio
Por

Presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios.