La situación económica mexicana pasa por una desaceleración cíclica y el crecimiento se deberá reactivar hacia la segunda mitad  de 2013 y será incluso mayor para 2014.

 

 

La calificadora Moody’s   indicó que la calidad crediticia de corporativos no financieros mexicanos permanecerá  estable en los próximos 12 meses.

PUBLICIDAD

Aunque la economía mexicana se ha desacelerado recientemente la situación actual es  una desaceleración cíclica y el crecimiento se deberá reactivar hacia la segunda mitad  de 2013 y será incluso mayor para 2014.

“Esperamos un crecimiento del PIB de 3.1% en 2013 y 3.5% en 2014”, indica Alonso Sánchez, asistente de la vicepresidencia de Moody’s en la publicación titulada “Corporate Credit Quality to Remain Stable as Economy Continues Modest Growth”.

“Adicionalmente, las variables macroeconómicas que influyen en la demanda local, tales como las remesas mensuales, muestran señales de mejoría en lo que va de 2013, mientras que los indicadores que afectan el ingreso disponible para gasto de los consumidores y el consumo mismo, tales como la inflación y el desempleo, permanecerán relativamente estables”.

Entre las diferentes industrias, la más débil es la minera, dados los bajos precios de los metales y la expectativa de que permanecerán deprimidos cuando menos por lo que resta del año en medio del debilitamiento de los indicadores económicos globales.

El sector del aluminio será el que enfrente mayores dificultades, mientras que el de cobre es el mejor posicionado.

En contraste, durante el próximo año, Moody’s espera tendencias positivas para la industria de bebidas en México con una baja volatilidad de precios de las materias primas, lo cual ayudará a mantener estables las estructuras de costos de estas compañías.

 

Siguientes artículos

Aeroméxico emite bono por 117 mdd
Por

La compañía en servicios de transporte aéreo  pretende utilizar los recursos obtenidos de la emisión para refinanciar do...