Notimex.- La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) resolvió sancionar con 236 millones de pesos (mdp) al PRI y PAN, por dos procedimientos oficiosos, y a Morena, por una queja presentada por el PRI.

En entrevista, el presidente de la Comisión de Fiscalización del INE, Ciro Murayama, indicó que estos proyectos se presentarán ante el Consejo General el próximo 18 de julio y explicó que en total tienen 400 quejas más que van a desahogar en las próximas semanas.

La multa para el PRI se debe al desvío de recursos públicos del estado de Chihuahua, por lo que recibiría una multa de más de 36 mdp; en tanto que al PAN y su candidato presidencial Ricardo Anaya se les fijaría una sanción por 3 mdp, por simulación de transferencias bancarias.

A Morena se le aplicaría una multa por 197 mdp por la creación de un fideicomiso para apoyar a los damnificados de los terremotos de septiembre pasado.

PUBLICIDAD

Murayama detalló que el INE abrió el primer proyecto para indagar si el comité directivo del PRI en Chihuahua recibió en 2015 aportaciones de la Secretaría de Hacienda local y de acuerdo con la investigación, se acreditó que se hicieron contribuciones por 14 millones 617,881 pesos.

“Se trató de un esquema de simulación a partir de supuestas aportaciones voluntarias de trabajadores, pero el hecho es que los recursos salieron del erario público y entraron al partido, por lo que se está estableciendo una sanción de 250%, al provenir de un ente prohibido, de tal suerte que la sanción será de 36 millones 544,702 pesos”, indicó.

El segundo asunto, expuso, se declaró oficio cuando se concluyó la fiscalización de las precampañas contra el panista Ricardo Anaya, pues se encontró que en Huixquilucan, simpatizantes hicieron tres transferencias en efectivo, por un monto de 500,000 pesos cada una, a la cuenta concentradora del blanquiazul y de ahí se canalizaron a la contabilidad del entonces precandidato.

Sin embargo, agregó, se encontró que estas personas físicas realizaron las transferencias justo después de que una persona moral depositó los mismos montos, “es decir, también se simuló que se trataba de recursos de personas físicas cuando en realidad es de persona moral”.

En este punto, el consejero precisó que lo anterior configura aportación de dinero por interpósita persona de un ente prohibido a la ley, por lo que se fijó una sanción de 200%, es decir, 3 mdp.

También se resolvió la queja que interpuso el PRI contra Morena por el fideicomiso que se constituyó para el apoyo a damnificados y comentó que la Comisión acreditó que se trata de un fideicomiso que se creó por determinación de la dirigencia del partido político y su creación no se notificó a la autoridad electoral.

Lee también: Morena arrasó con los votos que dejarían fuera a 5 partidos

Murayama informó que a este fideicomiso ingresaron 78 millones 818,566 pesos, de los cuales 44 millones fueron a través de depósitos en efectivo.

“Los partidos no pueden recibir esas sumas, ni dinero en efectivo, porque además se trata de aportaciones de personas desconocidas. También se identificaron aportaciones de personas morales y se sacaron 64 millones 481,760 pesos, principalmente a miembros del partido, a través de cheques de caja”, explicó.

Indicó que en este caso se identificaron distintas anomalías, como omisión de reporte de ingresos, el rebase del límite de aportaciones en efectivo, recibir aportaciones de personas desconocidas y de ente prohibido, por lo que se calificó de una conducta de “gravedad especial”.

Debido a lo anterior, se fijó una sanción de 250% del monto involucrado, es decir, 197 millones 046,413 pesos; sin embargo, explicó que debido a que es dinero en efectivo no se le puede seguir el rastro y no se tienen pruebas de que se usara como gasto de campaña, por lo que la sanción será al área de financiamiento del partido.

El consejero manifestó que los partidos políticos no deben entregar dinero a la población y, por ello, se determinó que se trató de un fideicomiso, desde el origen, que se formó de manera atípica, al tener un fin que no es partidista y que expresamente está prohibido en la ley.

Consideró que la propia operación del fideicomiso dejó mucho que desear, tiene vínculos inseparables del partido, las personas que se anunciaron para constituir el órgano técnico del fideicomiso, los fideicomitentes y los fideicomisarios son personalidades del partido; hay una identidad permanente ente el fideicomiso y el partido.

Finalmente, dio a conocer que por el caso del fideicomiso se dará vista al Sistema de Administración Tributaria, a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) y a la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, porque las empresas que hicieron aportaciones también incurrieron en financiamiento ilegal a un partido político.

En el caso de Ricardo Anaya, por la persona física que depositó a la campaña, se dará vista a la Unidad Técnica de lo Contencioso.

 

Siguientes artículos

PRI se mantendrá unido ‘monolíticamente’, afirma su dirigente
Por

El presidente del partido dijo que no permitirá que “intereses carroñeros” quieran dividir o dañar al PRI.