James Bullard, presidente de la Fed de St. Louis reconoció que la tasa de desempleo en Estados Unidos ha declinado desde que la Fed inició la compra de 85,000 millones de dólares en activos el mes.

 

Reuters

MONTREAL – La baja inflación en Estados Unidos implica que la Reserva Federal puede apegarse a su agresivo plan de compra de bonos si decide que es justificado, dijo el lunes un alto funcionario del banco central, al sostener que no favorece una reducción en la inyección de estímulo a la economía.

PUBLICIDAD

James Bullard, presidente de la Fed de St. Louis reconoció que la tasa de desempleo en Estados Unidos ha declinado desde que la Fed inició la compra de 85,000 millones de dólares (mdd) en activos el mes. Pero sus declaraciones apuntaron principalmente a la inflación.

“Las condiciones del mercado laboral han mejorado desde el verano boreal pasado, sugiriendo que el Comité (de Mercado Abierto) podría desacelerar el ritmo de compra (de bonos), aunque inesperadamente las lecturas de una baja inflación podrían implicar que el comité mantenga su agresivo programa por más tiempo”, dijo Bullard en una conferencia económica en Montreal.

“Quizás esto hace ruido en los datos, quizás esto dará un giro, pero me gustaría ver cierto consuelo de que esto va a dar un giro antes de que empecemos a reducir nuestro programa de compra de activos”, dijo.

El barómetro preferido de la Fed para medir las presiones de precios, el índice de inflación PCE, subió el 0.7% en abril frente al año pasado.

Bullard es un miembro con derecho a voto en el panel de política monetaria de la Reserva Federal este año.

Los mercados financieros fueron sacudidos por las versiones de un inminente retiro de la inyección de estímulo de la Fed, luego de que su presidente Ben Bernanke dijera el 22 de mayo que el banco central podría desacelerar el ritmo de compra de bonos en las próximas reuniones de la entidad.

Los datos de empleos para mayo en Estados Unidos estuvieron en torno a las expectativas con la creación de 175,000 puestos de trabajo. Otros datos económicos arrojaron resultados mixtos, pero no se espera que la Fed anuncie el retiro de sus medidas de estímulo en su próxima reunión el 18 y 19 de junio.

Los comentarios reiteraron el argumento que Bullard ha planteado varias veces recientemente tras datos que mostraron que la inflación en Estados Unidos sigue muy por debajo de la meta del 2 por ciento de la Fed.

Bullard reconoció que la tasa de desempleo en Estados Unidos ha declinado desde el verano boreal pasado, el periodo en el que el banco central revisó datos que lo llevaron a anunciar una tercera ronda de compra de activos en septiembre, pero en general pareció más preocupado por los precios.

“La inflación en Estados Unidos sorprendió a la baja”, dijo Bullard. “Esta configuración de datos sugiere que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) puede continuar buscando su agresivo programa de compra de activos”, dijo.

 

Siguientes artículos

Gruma solicita arbitraje internacional contra Venezuela
Por

La compañía  solicitó la intervención del Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones co...